En Objetivo Bienestar creemos que un relato que conduzca a una buena reflexión es el medio perfecto para gustar de una lectura fresca y ligera pero con la capacidad de aportarte plenitud y algo de alegría. Disfruta con nuestros cuentos para reflexionar.

Este primero es sobre la felicidad, extraído de El pequeño libro de la felicidad de Ángel Rielo.
 

¿Qué necesito para ser feliz?

Pues mal vamos si para ese menester necesitas cosas. La felicidad no reside en lo que tienes sino en lo que eres. Alguien dijo: “Por eso somos seres humanos y no teneres humanos”.

Durante mucho tiempo pensé que mi felicidad llegaría cuando pasaran según qué cosas… Y, por supuesto, me equivoqué.

Verás, yo soy una de esas personas que hay conseguido todo lo que se ha propuesto en la vida.

También es verdad que sólo me propuse cosas lógicas y viables, pero es que siempre fui coherente en ese aspecto. Quise ser camarero y lo fui, quise ser DJ y lo fui, quise tener mi propio negocio y lo tuve, quise ser actor y lo fui, lo de la radio me lo encontré pero allí quise hacer algo exitoso y lo hice. Quise trabajar en la tele y lo conseguí, quise ser cómico y lo conseguí, quise tener éxito en todo lo anterior y lo conseguí.

Entonces un día en la cima de mi éxito profesional me miré al espejo y me hice la pregunta: “Angelito, ¿tú eres feliz?”. Y la respuesta fue contundente: “¡No!”. Fue ahí cuando me di cuenta de que mi felicidad posiblemente estaba en algún lugar que todavía no había explorado, y comenzó mi aventura.

Aprendí que la felicidad no es todo eso; es decir, es todo eso y un poco más, porque estaba solo y aún no sabía cómo hacer para vivir con eso.