LogoOB2017ok

Woman ISDIN es la línea de productos femeninos que acompaña a las mujeres en todas las etapas de la vida ofreciendo soluciones eficaces para la salud íntima de la mujer.

Cada mujer es única. Es única y cambiante. Porque en cada etapa de su vida, la mujer se redescubre y sus necesidades físicas y emocionales cambian. Una mujer profunda y a la vez artificial, sofisticada y natural, fuerte y sensible... Una mujer diferente pero siempre ella, siempre mujer.

La zona íntima es el área más delicada del cuerpo de la mujer y es clave que ésta mantenga un equilibrio. Cuando se rompe este equilibrio de la zona vaginal es cuando pueden aparecer las temidas infecciones vaginales.

La Dra. Isabel Gippini, ginecóloga y obstetra con más de 20 años de experiencia, asegura que el número de pacientes que desfilan por su consulta por vulvovaginitis u infecciones vaginales se ha visto incrementado. Se trata de una inflamación de la mucosa vaginal y de la piel de la vulva que puede ir acompañada de cambios en el flujo vaginal, escozor e incluso dolor.

Woman ISDIN y la Dra. Gippini resuelven a continuación algunas de las dudas más frecuentes sobre salud vaginal.

¿Cuáles son los factores para tener mantener una buena salud íntima?

Es muy importante tener una vagina sana. Los dos factores clave son un pH óptimo y mantener un ecosistema vaginal en correcto equilibrio.

 

¿Cómo se mantiene este nivel de pH óptimo?

Los lactobacilos constituyen la mayoría de los microorganismos del ecosistema vaginal. Estos son los encargados de fabricar ácido láctico, que mantiene el pH de la vagina a un nivel óptimo y así la protege de organismos patógenos.

 

¿Por qué se producen las infecciones vaginales?

Cuando tenemos un desequilibrio del ecosistema vaginal y de su pH, pueden aparecer las infecciones vaginales. Normalmente estos desequilibrios suelen ser provocados por la administración de antibióticos y anticonceptivos, el uso de jabones íntimos inadecuados y/o también cambios hormonales.

 

¿Cómo debemos tratar las infecciones?

Lo primero es acudir a un profesional. En función del tipo de infección, adaptará el tratamiento a tus necesidades. Yo normalmente a mis pacientes les receto un antifúngico (en caso de infección por hongos) o un antibiótico (en caso de infección bacteriana) combinado con el uso de probióticos. Éstos cada vez están ganando más y más importancia, no solo para tratar los síntomas de la infección sino también para prevenirlos.

 

¿Qué son los probióticos?

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define los probióticos como un conjunto de microorganismos vivos que cuando se administran en cantidades adecuadas, brindan un beneficio de salud. Los probióticos nos ayudarán también a repoblar con microorganismos beneficiosos un ecosistema vaginal alterado por lo que son ideales para recuperar la salud vaginal.

 

¿Cómo sé qué probiótico tomarme y cuándo?

En plena infección, es decir, en tratamiento, siempre prefiero la vía vaginal y, en caso de prevención, la vía oral es una buena opción. También es muy importante que su uso sea cómodo y alivie los síntomas de manera rápida para que el paciente cumpla con el tratamiento completo y no lo abandone. Por ello, yo prefiero las cápsulas blandas porque su contenido fluido calma al instante. Por otro lado, están los probióticos vía oral, muy cómodos porque te los tomas a cualquier momento del día y, lo que para mí es más importante, es que tengan estudios de que la cepa llega a la zona vaginal.

 

Por último…, ¿5 consejos para prevenir las infecciones vaginales?

Evitar la ropa interior sintética, evitar uso de compresas/jabones íntimos con pH neutro, seguir una dieta equilibrada baja en azúcares y refinados y, todo ello, acompañarlo con un probiótico íntimo.