Este hábito tan nocivo para la salud es uno de los más difíciles de abandonar, pero las nuevas tecnologías se ponen al servicio de todo aquél que tenga un smartphone para ayudarles a dejar de fumar. Los expertos señalan que las apps son fáciles de usar y pueden ser el punto de partida para concienciar a los pacientes de los efectos del tabaco.

La Asociación Española contra el Cáncer, por ejemplo, ha desarrollado una de las aplicaciones más utilizadas y con mayor rigor científico del mercado. "Respirapp" (iOS y Android, gratuita) orienta y apoya a los usuarios con consejos para reducir la ansiedad, relajarse y controlar el aumento de peso. Además, envían notificaciones de apoyo y ofrecen el contacto de un profesional de la AECC.

Otras aplicaciones en español son "Mi Ultimo Cigarrillo" (iOS, 0,89 euros), que indica cómo aumenta nuestra esperanza de vida y capacidad pulmonar cuando abandonamos el tabaco, y "Dejar de fumar - QuitNow!" (iOS y Android, gratuita), que muestra el dinero que ahorramos al no comprar este producto y subraya las mejorías que conseguimos, por ejemplo tener una piel más hidratada o mejor capacidad física.