La Navidad es una época, en la que además de reunirnos con nuestros seres queridos, descuidamos la dieta sobrepasándonos con grandes comilonas y excesos. 

A pesar de lo inevitable de mantener una alimentación equilibrada durante estas fechas, es posible sustituir algunas recetas tradicionales por otras más ligeras y saludables sin renunciar al sabor. 

Diviértete en la cocina elaborando estas cuatro deliciosas recetas para sorprender a tus invitados, y de paso, aligerar un poquito las grasas y tus digestiones. 
 

Galería de imágenes con la receta y preparación


Pastel de verduras con nueces y especias

Este pastel de verduras salado, aunque con un toque dulzón, está elaborado únicamente con ingredientes vegetales y conserva el rico sabor navideño. Perfecto para servir en las próximas reuniones festivas acompañado de purés, incluso de otros vegetales.

Sencillo de preparar, aunque con abundante cantidad de ingredientes que podrás encontrar fácilmente en el supermercado y que, además, resultan muy saludables y nutritivos. Como por ejemplo, las setas shiitake o las semillas de chía.

Acompáñalo con una salsa o compota de frutos rojos que aportará jugosidad. 

 

Porridge de mijo con zanahoria y especias

Si tienes invitados durante estas fiestas, las opciones saludables (y creativas) no se quedan solamente en la mesa de la comida y la cena. También aparecen en el desayuno.

Las especias cobran protagonismo en esta receta, indicada para los días más fríos. Para tomar caliente, os permitirá, además de disfrutar de su sabor, de templar el cuerpo desde primera hora.

El ingrediente principal del porridge es el mijo, uno de los cereales más calientes que existen, es el más alcalinizante y, por si fuera poco, cuenta con un alto contenido en hierro y silicio. Su sabor es muy neutro y suave, por lo que combina indistintamente en elaboraciones dulces o saladas. Este cereal es perfecto para personas con digestiones difíciles, ya que tonifica el sistema digestivo y lo calma.

 

Ensalada de remolcha y rabanitos con aliño de mostaza y mandarina

Esta ensalada supone el entrante perfecto si deseas dotar de aire fresco a las copiosas comidas navideñas, y regalar un respiro al estómago en estos días en los que trabaja a ritmo acelerado.

Se trata de un plato crudo y fresco, ninguno de sus ingredientes necesita cocción, lo que lo convierte en un plato fácil y rápido de preparar.

La remolacha  y el rábano son grandes depurativos que ayudan a eliminar toxinas. La remolacha, una hortaliza muy rica en hierro, actúa depurando la sangre y el hígado, y estimula el proceso digestivo, así como el funcionamiento del hígado, la vesícula biliar o el sistema linfático. Los rábanos, que tienen muy pocas calorías, mucha fibra y un alto contenido en potasio, son muy diuréticos y ayudan a eliminar líquidos. Ricos el vitamina C, son el complemento idea para absorber el hierro de la remolacha. 

 

Galletas navideñas de espelta, canela y jenjibre

Ricas y crujientes, el dulce perfecto para estas Navidades, sobre todo, si tenemos en cuenta que son integrales y no contienen azúcares refinados.

No solo son nutritivas, también son una excelente excusa para pasar un rato en familia y elaborar con la ayuda de los más pequeños de la casa. Seguro que a Papá Noel y a los Reyes Magos les encantarán como agasajo por tan largo viaje.

El aceite de coco sustituye en esta receta a la mantequilla, una opción mucho más interesante para nuestro organismo ya que no la almacena como grasa, sino que la utiliza como energía inmediata. 

Pastel de verduras con nueces y especias

Pastel de verduras con nueces y especias

Si buscas una receta especial y muy sabrosa para estas fiestas, tienes que probar esta, ¡seguro que triunfarás!

 

Ingredientes: 1 puerro, 1 cebolla mediana, 1 y ½ taza de calabaza cortada en cubitos, 1 taza de calabacín cortado fino, 100gr. de setas shiitake, 10 ciruelas secas deshuesadas y cortadas en trocitos pequeños, 1 y ½ taza de nueces pecanas troceadas, ½ taza de arándanos rojos secos, ¼ taza de pasas sultanas, 1 taza de copos de avena (o algo menos de 1 taza de harina), 1 cucharadita de nuez moscada molida, ¾ cucharadita de canela en polvo, 3 clavos ,1 y ½ cucharadita de romero fresco bien picado (o seco), 1 y 1/4 cucharadita de sal marina, 2 cucharadas de semillas de chía, 6 cucharadas de agua Un poco de aceite de oliva virgen extra.


Para la salsa (opcional): ½ taza de arándanos (mejor congelados ya que luego se deshacen mejor), 1 taza de frambuesas (mejor congeladas), 1 o 2 cucharadas de agua (depende del espesor que queramos), 1 cucharadita de zumo de jengibre fresco), 1 o 2 cucharadas de sirope de arce o ágave crudo (dependiendo de lo dulce que la quieras), granada fresca para decorar.

 

Instrucciones:

Mezclar las semillas de chía con el agua, remover y reservar. Picar la cebolla y sofreírla en el aceite, añadir después el puerro picado, el calabacín, las setas y la calabaza. Cocer a fuego medio bajo, removiendo de vez en cuando. Triturar los copos de avena hasta hacerlos harina y reservar. Machacar los clavos y juntarlos con la nuez moscada, canela y romero. Reservar. Cuando las verduras estén medio cocidas, echar las pasas, los arándanos, las ciruelas picadas, las nueces y las especias. Remover. Añadir las semillas de chía hidratadas en su agua, la harina de avena y la sal. Remover bien. Rectificar de sal si es necesario y echar la masa en un molde para bizcocho rectangular, forrado con papel de horno. Extender bien e intentar dejar la superficie lisa. Introducir el molde en el horno precalentado y cocer unos 45 minutos a 180ºC. Mientras tanto se puede preparar la salsa, echando todos los ingredientes en un cazo y dejando que cueza unos 8-10 minutos  a fuego lento removiendo y aplastando las frutas con una cuchara de madera.

Ensalada de remolcha y rabanitos con aliño de mostaza y mandarina

Ensalada de remolcha y rabanitos con aliño de mostaza y mandarina

Repleto de vitaminas y minerales e ideal para compensar los excesos en estas fechas

 

Ingredientes: 2 rabanitos, ½ manzana, ½ remolacha cruda, un puñado de nueces peladas eneldo fresco al gusto.


Para el aliño: 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada de zumo de mandarina, ½ o 1 cucharadita de mostaza antigua (la que tiene bolitas), 1 cucharadita de vinagre de arroz, ½ cucharadita de sirope de ágave crudo, sirope de arce u otro endulzante líquido Sal, un poco de jengibre rallado (opcional).

 

Instrucciones:

Cortar los rábanos, remolacha y manzana pelada en láminas finas (tipo carpaccio). En un plato ir poniendo las láminas de remolacha, alternando con las láminas de manzana y los rabanitos para acabar con el puñado de nueces picadas. Salar, añadir eneldo fresco al gusto y echar el aliño por encima. Para preparar el aliño, solo hay que mezclar muy bien todos los ingredientes.

Porridge de mijo con zanahoria y especias

Porridge de mijo con zanahoria y especias

Este porridge elaborado con cereal en grano es una dulce, nutritiva y natural manera de empezar el día

 

Ingredientes: 1/2 taza de mijo (la medida de 125ml), 3 tazas de leche de arroz o avena (750ml), 2 cucharada de pasas sultanas, 2 cucharaditas de ágave, 1 zanahoria mediana, 1 o 2 cucharaditas de canela en polvo, ½ cucharadita de jengibre en polvo, 6 nueces, coco rallado y plátano en rodajas para decorar (opcional).

 

Instrucciones:

Lavar el mijo,  escurrirlo bien y ponerlo a cocer junto con la leche y las especias. Remover de vez en cuando. Mientras tanto pelar, rallar fina y reservar la zanahoria. Cuando el mijo esté medio cocido y haya absorbido gran parte del líquido, añadir la zanahoria, las pasas y el ágave. Remover bien, apagar el fuego y tapar. Echar la mitad de las nueces picadas, remover bien y servir templado, decorando con el resto de nueces un poco de coco rallado y plátano en rodajas, que le va muy bien. Añadir más endulzante si se desea.

Galletas navideñas de espelta, canela y jenjibre

Galletas navideñas de espelta, canela y jenjibre

¡Unas sencillas galletas caseras veganas, crujientes saludables y muy ricas!

 

INGREDIENTES: 1 cucharada sopera de semillas de lino, 4 cucharadas soperas de agua mineral o filtrada, ½ taza de azúcar de caña integral o panela, 1 taza de harina de espelta integral ecológica, ⅓ de taza de aceite de coco derretido, ½ o 1 cucharadita de jengibre en polvo (si hay niños quizá mejor solo, 1/2 para que no se note mucho el punto picante), 2 cucharaditas de canela en polvo, ¼ de cucharadita de vainilla pura en polvo, ¼ de cucharadita de levadura una pizca de sal.

 

Instrucciones:

Mezclar el lino y el agua y dejar reposar hasta que se forme un gel. Mientras, vamos preparando el resto de ingredientes. En un bol mezclar los ingredientes secos: harina, levadura, jengibre, canela y vainilla. Reservar. En otro bol mezclar los líquidos: la mezcla de lino, el aceite derretido y el azúcar. Echar los líquidos en el primer bol y mezclar muy bien, puedes utilizar las manos. La masa no tiene que quedar pegajosa, si pasa eso, es mejor añadir algo más de harina. Meter en la nevera una media hora para que esté más firme. Estirar la masa con un rodillo hasta que tenga un grosor uniforme de ½ cm aproximadamente. Cortar con los moldes, colocar sobre una bandeja de hornear forrada con papel antiadherente y meter en el horno precalentado a 180ºC durante unos 12 minutos aproximadamente, con cuidado de que no se quemen porque cada horno es diferente. Cuando estén, sacarlas y depositarlas en una rejilla fuera del horno, para que se ventilen y endurezcan. Una vez frías, las podemos guardar en un tarro hermético a temperatura ambiente.

Fotogaleria