Este es uno de los desayunos más nutritivos y sencillos que te puedes preparar, ya que su ingrediente principal, el trigo sarraceno, es un pseudocereal rico en proteína completa de buena calidad, además de tener un alto contenido en diferentes minerales como el hierro, el magnesio, el potasio o el calcio y vitaminas del grupo B. También destaca su alto contenido en rutina, un flavonoide que colabora en el buen funcionamiento de la circulación sanguínea.

Este desayuno no requiere más esfuerzo que el de batir todos los ingredientes, tras un remojo previo del trigo sarraceno, y su textura final es como un yogur ligero, no muy espeso, con un rico sabor a canela…

En definitiva, un desayuno que tienes que preparar al menos una vez, para probar algo sencillo y diferente, y puede que te guste tanto que se convierta en uno de tus básicos por las mañanas, y por qué no, por las tardes para merendar o simplemente como snack dulce y saludable a cualquier hora del día!

Bowl de trigo sarraceno

 

INGREDIENTES:

½ taza de leche de almendras.

½ taza de trigo sarraceno.

1 plátano maduro o banana.

½ cucharadita de canela molida.

1 cucharada de sirope de ágave crudo, sirope de arce o el endulzante saludable que prefieras.

Frutas frescas o deshidratadas para decorar.

 

PREPARACIÓN:

La noche anterior echar el trigo sarraceno en un bol con abundante agua y dejarlo en remojo como mínimo 8h.

Pasado ese tiempo colarlo y enjuagarlo muy bien.

Echarlo en la batidora junto con la leche de almendras, el plátano, el sirope y la canela.

Batir hasta conseguir una textura fina y suave.

Servir en un bol y decorar con la fruta.

Si se quiere aun más dulce, se le puede añadir más endulzante por encima una vez montado el bol, pero con el dulzor del plátano maduro y el sirope, ya queda suficientemente dulce.