Estamos tan acostumbrados a la presentación digital de las imágenes que prácticamente hemos olvidado el encanto del papel. Cierto es que la practicidad digital no tiene competencia pero la manera de presentar nuestros recuerdos, a través de los filtros o los marcos configurados de decenas de aplicaciones, puede llegar a resultar demasiado uniforme. ¿Cómo hallar entonces un punto medio? La respuesta es recuperar el papel como complemento analógico del universo digital. Esto es precisamente lo que nos puede aportar hoy en día el scrapbooking, una técnica cuyo origen se podría remontar al siglo XVIII en Inglaterra, y que nos permite crear desde cero una presentación original para nuestros recuerdos más especiales, gracias a coloridos papeles y otros accesorios.

© Flaminia Pelazzi

Desconecta y crea

Dedicar un tiempo a las manualidades implica involucrarse en un proceso con un inicio y un final que requiere tanto nuestra creatividad como nuestra concentración. “Te olvidas de todo y te evades”, nos comenta Àurea Estellé, propietaria de Cromatismes, el establecimiento de referencia en Barcelona en materia de scrapbooking. Aquí podemos encontrar una gran oferta seleccionada de productos para realizar esta manualidad, muchos de los cuales llegan de Estados Unidos, un país de referencia en esta manualidad, así como una programación de cursos de iniciación que se llevan a cabo periódicamente.

Asistimos a uno de estos cursos y hablamos con Elisabet, periodista de 34 años, quien nos comenta que le ha resultado de gran utilidad ya que ella es una entusiasta del handmade y aquí ha podido dedicarle un tiempo de provecho elaborando un álbum dedicado a su hija Laia. Además, como toda buena scrapbooker, es activa en las redes sociales y sigue a la profesora que ha impartido este curso, Mariona Cardona - podéis descubrir sus creaciones y su blog a partir de su cuenta de Instagram, @marionacb -. En materia de redes sociales, Pinterest, la más visual, destaca como fuente de inspiración para scrapbookers de todo el mundo. 

© Flaminia Pelazzi

¿Orígenes?

El deseo de preservar recuerdos es innato en nosotros, pero el origen más concreto del scrapbooking podría fecharse en Inglaterra, a mediados del siglo XVIII, cuando el escritor William Granger publicó una obra sobre la historia inglesa acompañada de páginas en blanco para que cada lector aportase su comentario o dibujo, es decir, la obra podía ser un recuerdo personal. Otros scrapbookers históricos son personajes tan célebres como el escritor Mark Twain o el presidente norte-americano Thomas Jefferson.

Scrapbooking en España

En el resto de la península encontramos otros referentes. Éste es el caso de Pequeñus en Valencia, el primer local físico dedicado al scrapbooking que abrió sus puertas en 2006 y en el que también se organiza cursos. Del mismo modo, Bámbola Casa Creativa cuenta con tiendas en Madrid, Valencia y Reus (Tarragona), mientras que en Vitoria encontramos la conocida ScrapHouse.

Paso 1: La foto manda

Paso 1: La foto manda

Da protagonismo a la imagen. La fotografía que queramos resaltar definirá nuestra composición, así que es recomendable hacer un esquema previo al montaje para establecer una jerarquía visual.

©Flaminia Pelazzi

Paso 2: Detalles

Paso 2: Detalles

Embellece la composición. Embellecer hace referencia a los pequeños detalles, como estas pegatinas del abecedario, así como de formas, etc. Usamos una regla para organizar mejor los espacios entre letras.

©Flaminia Pelazzi

Paso 3: Más de una técnica

Paso 3: Más de una técnica

Estampado. Esta técnica complementa la del scrapbooking. Hay una gran variedad de sellos de formas diversas específicas para esta manualidad y que pueden servir tanto para decorar como, en este caso, para indicar una fecha.

©Flaminia Pelazzi

Paso 4: Añade notas

Paso 4: Añade notas

Escritura. Es un paso opcional, podemos añadir una pequeña descripción de lo que estamos presentando o bien seguir apostando por recursos gráficos e incluso escribir palabras usando washi tapes.

©Flaminia Pelazzi

Resultado final

Resultado final

Lista para presentarse. Podemos incluir esta página en un álbum o bien enmarcarla. El scrpabooking no tiene fronteras.

©Flaminia Pelazzi

Qué necesitas

Qué necesitas

Posible kit de scrapbooking:

- Papeles de colores

- Cinta adhesiva de doble cara

- Sellos y tintas

- Troqueles

- Cintas washi tapes

- Embellecedores: pegatinas, transferibles...

- Tinta en spray

- Cizalla de papel y tijeras

©Flaminia Pelazzi

Fotogaleria