La cromaterapia es la disciplina que utiliza las luces de colores para mejorar el estado de salud mental y física de las personas. Los colores tienen la capacidad de modificar las vibraciones del cuerpo y, así, mejorar esu estado. Esta terapia se ha utilizado desde tiempos remotos en varios países de Asia.

Cada uno de los siete colores del espectro se corresponde con uno de los siete chakras que el hinduísmo sitúa en distintas partes del cuerpo humano. La cromaterapia se utiliza para reajustar estos chakras y devolvernos el equilibrio.

Así, el violeta se relaciona con la tranquilidad; el índigo con la capacidad de raciocinio; el azul con la comunicación; el verde con el corazón; el amarillo con la ansiedad; el naranja con la familia y la sexualidad; y el rojo con lo material. La cromaterapia ayuda a lidiar con el trastorno afectivo estacional, es decir, la sensación de fatiga, depresión, somnolencia e irritabilidad que algunas personas experimentan con la llegada del invierno.

Hoy en día, esta terapia se lleva a cabo con lámparas que emiten luz de distintos colores. Esto, a través de la retina, nos permite estimular las células y así mejorar nuestro estado físico y mental. Puedes tener una en tu casa.