Pero, ¿en qué consiste exactamente una dieta Detox? Se trata de una dieta muy restrictiva, en la que la ingesta de alimentos se reduce prácticamente a sólo frutas y verduras. La idea es que, evitando la ingesta de proteína animal, hidratos de carbono y, sobre todo, alimentos procesados, permitimos a nuestro aparato digestivo descansar y logramos eliminar las toxinas provenientes de los aditivos químicos que ingerimos a diario.

En las dietas Detox se recomienda tomar frutas y verduras licuadas para hacer trabajar lo mínimo a nuestro organismo y al mismo tiempo ingerir líquidos. Es por eso por lo que al pensar en ellas se nos viene a la cabeza la imagen de un batido verde como el que hemos visto pasear a muchas 'celebritys'. Al tratarse de una dieta muy restrictiva y con un aporte calórico insuficiente no debe seguirse más a allá de unos pocos días.

La idea es que, además de para eliminar toxinas, la dieta sirva para marcar un punto y a parte que nos permita adoptar una alimentación más sana, con mayor ingesta de frutas y verduras y menos productos industriales. Aunque en esos días de dieta probablemente perdamos peso, si volvemos a comer como lo hacíamos recuperaremos esos kilos enseguida, cayendo en el temido efecto yo-yo. Así, más importante que la dieta, es incorporar buenos hábitos alimenticios y llevar una alimentación equilibrada.

La dieta Detox puede sentarnos bien sólo si estamos en perfecto estado de salud y si no vamos a llevar durante esos días una actividad física importante.