En esta ocasión no proponemos aprovecharla en una deliciosa receta (aunque sus nutrientes la convierten en un ingrediente imprescindible en la cocina) sino para conseguir un pelo fuerte y sano.

La calabaza contiene potasio, que impulsa el nacimiento y renacimiento del cabello, y vitamina A, perfecta para sanear el cuero cabelludo.

Para la mascarilla necesitarás:

- 200 gramos de calabaza (cocida y troceada)
- 1 cucharada de aceite de coco
- 1 cucharada de miel
- 1 cucharada de yogur

Con la batidora, haz un puré con la calabaza y el yogur y, después, añade el aceite y la miel, consiguiendo como resultado una mezcla suave. Aplícala sobre el pelo húmedo, envuélvela en un gorro de ducha y deja actuar durante 15 minutos. Después, lava con tu champú y acondicionador habituales.