Todas sabemos que tu barra de labios también es tu mejor colorete con efecto glow, pero las que de verdad se reinventan una y otra vez son tus sombras de ojos. Así que préstales la atención que se merecen y la próxima vez que vaya a comprar alguna búscale cualquiera de estos otros usos.

? Como eyeliner: sólo necesitas un pincel fino para que tu sombra de ojos se convierta en un delineador con un efecto de lo más natural.

? Como lápiz de cejas: no tiene la misma forma que un lápiz pero sí que  ofrecen el mismo resultado, por no decir que mejor. Utiliza una sombra mate del mismo tono de tus cejas para rellenarlas y aportales cuerpo y delinear su forma.

? Como iluminador: una sombra de ojos un par de tonos más clara que el tono de tu piel actuará iluminando las zonas que necesites. Aplícala directamente debajo del arco de la ceja, en la zona alta de las mejillas, el centro de la frente y en la punta de la nariz para añadir más volumen y luz a tu rostro.

? Como bronceador: para este uso aplica tonos amarillos y anaranjado sobre las mejillas siguiendo una línea horizontal recta.