1. Opta por los lácteos descremados (quesos, yogures, leche, etc?).

2. Consumir quesos bajos en materia grasa (como máximo un 20%).

3. Consume excepcionalmente carne de cerdo o cordero. Es mucho más recomendable el jamón ibérico de bellota (unos 80 gramos) y caña de lomo a la plancha.

4. Limita los huevos a 2 ó 3 a la semana y modera el consumo de marisco.

5. En tu despensa deberían estar vetados la bollería, los chocolates, los postres lácteos (natillas, flanes, etc), los aperitivos salados, la comida precocinada o los refrescos.

6. No dejes de hidratarte: agua, infusiones, licuados, caldos vegetales, etc.

7. Consumir alimentos ricos en vitamina C: frutas, verduras y hortalizas (en crudo y cocido)= 5 al día

8. Aumentar el consumo de fibra: cereales integrales, frutas, verduras, legumbres y también frutos secos. Usa cocciones sencillas: vapor, plancha, al papillote, plancha, brasa, al horno?

9. Si no puedes practicar un deporte, intenta caminar a diario.

10. Y recuerda que el aceite de oliva, las nueces, la manzana y el pescado azul serán tus aliados naturales para rebajar tu colesterol.