Porque con una simple tostada y un café o el ya tradicional bol de cereales no es suficiente: descubre cuáles son los alimentos que debes incluir en tu desayuno para que este te proporcione toda la energía que necesitas.

- Proteínas: ya sabes, leche, yogur, queso, huevo o, si tienes más hambre, jamón.

- Hidratos de carbono: cereales, pan, galletas?

- Fruta: es otra forma de aportar fibra y su ingesta es imprescindible en el desayuno.

- Grasas: aunque resulte difícil de creer, también son necesarias. Podemos encontrarlas en el aceite aceite (mejor si es de oliva), en la mantequilla, el aguacate o en algunos frutos secos como las nueces o los cacahuetes.