Procedente de la Bretaña francesa, la talasoterapia es una técnica con fines terapéuticos preventivos y/o curativos similar al termalismo que se realiza mediante la utilización del agua salada y demás elementos del medio marino.

La Federación Internacional "Mer et Santé" (Mar y Salud) expone que "en una ubicación privilegiada, la talasoterapia es la utilización, bajo supervisión médica y con un objetivo preventivo o curativo, de los beneficios del medio marino que comprenden el clima marino, el agua de mar, los barros marinos, las algas y otras sustancias extraídas del mar".

Las indicaciones y beneficios de la talasoterapia a nivel preventivo y/o curativo son muy numerosas:
  • Función analgésica y sedante: disminución del dolor local o general.
  • Función revitalizante y estimulante: contra el cansancio, fatiga física o intelectual, convalecencias prolongadas?
  • En problemas psicológicos: para problemas de estrés, ansiedad, insomnio, formas depresivas en que la acción tónico estimulante es favorable.
  • En dermatología: indicado en psoriasis, dermatitis atópica, eccemas, acné?
  • En afecciones respiratorias: rinitis, sinusitis, bronquitis crónica, asma bronquial, faringitis?
  • A nivel estético: mejora los tejidos, combatiendo la flacidez, la celulitis y ralentizando el envejecimiento de la piel.
  • Aparato locomotor: reumatismos crónicos, osteoporosis, patología de la columna vertebral, tonificación muscular?
  • A nivel ginecológico: problemas de menopausia y pubertad, recuperación postparto?
  • Indicado también para: raquitismo, patologías circulatorias periféricas, recuperación funcional, post-operatorios, traumatismos, efecto depurativo y de eliminación de toxinas?
La talasoterapia presenta ventajas frente a otros tratamientos con agua. Las características especiales del agua de mar se deben a los oligoelementos que contiene, que no se encuentran en el agua dulce y que tienen efectos beneficiosos para la salud.