¿QUÉ ES?
De origen chino, es un tipo de gimnasia en el que se trabaja desde la relajación, combina los movimientos lentos y coordinados, y ayuda a controlar la respiración.

REDUCE TU TENSIÓN
La revista Archives of Internal Medicines publicó un estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Harvard (EE UU), que demostraba que la práctica de taichi es beneficiosa para las personas con insuficiencia cardiaca.

TRAS EL INFARTO
Un estudio reciente logró evidenciar que los pacientes que habían padecido un infarto de miocardio tenían una mejor recuperación si practicaban taichi. En todos ellos se vio que bajaba la presión arterial, los niveles de glucosa e incluso los de colesterol.

MÁS ARTERIAS
Según la Fundación Española del Corazón, éste reduce el número de latidos por minuto, mejora la contracción del órgano e incluso ayuda a desarrollar nuevas arterias y ello disminuye la formación de coágulos sanguíneos y aumenta la capacidad para disolverlos.

RECUPERA LA CALMA
Tanto si padeces del corazón como si no, el taichi es una opción ideal para incorporar el ejercicio a tu vida.