Más o menos todo va bien en tu vida: tienes un trabajo, amigos, una familia que te quiere..., pero parece no ser suficiente. No sabes exactamente por qué (o quizás sí), pero sientes sufrimiento, una perenne insatisfacción. Es algo que es difícil sacarse de la cabeza, y a la vez muy fácil que te provoque caer en una espiral de pensamientos negativos que te entristezcan aún más la existencia.

Si te sucede esto que explicamos: tranquila, no eres la única, y además es un estado que se puede trabajar y llegar así a conseguir la ansiada paz mental. Elma Roura es especialista en procesos para Salir del Sufrimiento. Elma va a participar en el Festival Orgànic de Barcelona que tendrá lugar el 27 y 28 de mayo en el Museu Marítim de la Ciudad Condal. Hemos hablado con ella para que nos apunte las claves para dejar el sufrimiento y la insatisfacción crónica atrás.

 

¿Cuáles son las señales que indican que estás en sufrimiento?

Tu estado emocional. Sientes ansiedad, miedo, ira, tristeza, insatisfacción… Ese sería el primer síntoma de que hay algo que estás creyendo que te está produciendo estrés. Y luego, está la manera en que nos relacionamos con nuestra parte emocional: si por ejemplo, sientes tristeza, y en vez de acogerla y aceptarla, la rechazas, vas a añadir más sufrimiento del que ya tenías.

 

¿Qué motivos comunes nos llevan a sufrir?

La causa de nuestro sufrimiento siempre es la misma: el rechazo a la realidad que tenemos. No aceptamos lo que es ahora. Y soñamos, anhelamos o nos lamentamos, queriendo tener lo que no tenemos o rechazando lo que está pasando en este momento.

Ejemplos:

 “Esto no debería haber pasado”

“Él debería ser más cariñoso” (y no lo es)

“Si tuviese pareja sería más feliz”

Encontraremos esta causa proyectada en cualquier área. Las más comunes: dependencia emocional, insatisfacción sexual, intolerancia a la soledad, falta de autoestima…

 

¿Cuál es el primer paso que debemos dar para tratar la situación?

Aprender a identificar los pensamientos que nos estresan. La mayoría de personas saben que están mal pero no saben por qué. Otras, saben que tienen emociones desagradables pero no saben salir de ellas. Y otras, intelectualizan lo que les ocurre pero se acaban alejando de la causa real de su sufrimiento: un pensamiento estresante.

 

¿Cuáles son las características de una mente fuerte que puede hacer frente al sufrimiento?

Una mente fuerte es una mente clara. Eso es todo.

 

¿Existe alguna técnica para combatir los pensamientos que nos llevan al sufrimiento continuo?

Sí: el Work de Byron Katie. Soy la única profesional certificada que hay en Barcelona para este trabajo. Tengo más de diez años de experiencia en poner fin al sufrimiento y formar a las personas para que tengan herramientas y así autogestionarse su estado emocional y puedan no depender de un terapeuta.

 

¿Cómo pueden los padres educar a sus hijos para saber lidiar con estos pensamientos y esta tendencia a sufrir?

Siendo ellos felices. Esa es la mejor educación. Justamente dejando de querer enseñar y ocupándose cada día de tener una mente en paz. No hay nada más poderoso que esto.

 

¿Nos puedes recomendar un libro para nuestras lectoras?

Amar lo que es, de de Byron Katie y El poder del ahora, de Eckhart Tolle.

 

Para ti el bienestar es…

Estar en paz en este momento.