Los días empiezan a ser más templados y a todos nos apetecen platos más frescos con ingredientes de temporada, ¿a qué sí? En esta ocasión mi propuesta es una ensalada muy sencilla de guisantes y bulgur, aderezada con una mezcla de hierbas aromáticas frescas y una vinagreta sencilla de miel, que podemos tener lista en unos minutos.

En esta ensalada utilizo guisantes frescos, que están en plena temporada y se encuentran en cualquier verdulería, aunque si no los encuentras, los puedes utilizar también congelados o en bote de cristal. Además añado lentejas para que el plato sea aún más nutritivo y consistente.

Los guisantes son ricos en vitamina C, vitaminas del grupo B y minerales como el magnesio o el calcio. Esta legumbre nos ayuda a mejorar la circulación de la sangre y a prevenir enfermedades del corazón. También contiene una importante cantidad de fibra soluble e insoluble, ideal para favorecer el tránsito intestinal. Consumir guisantes frescos, es una delicia, y un vicio, y como su temporada no dura mucho, deberíamos aprovecharla bien y disfrutar de estos pequeños caramelitos dulces y crujientes, que son el snack saludable perfecto.

El bulgur es un cereal precocido, que resulta muy sencillo de incorporar en muchas recetas. En realidad se trata de trigo partido, y aunque es más sencillo encontrar el convencional y refinado, hay otras alternativas como el integral y el de espelta integral, ambos más saludables, especialmente el último, que podrás encontrar en tiendas especializadas. Es muy fácil de preparar y en unos minutos lo tendrás listo.

¡Esta ensalada es perfecta para una cena sencilla, completa y ligera de primavera!

Ensalada primaveral de guisantes y bulgur

Ingredientes de esta ensalada primaveral:

  • 2 puñados de hojas de espinacas baby.
  • 1 taza de bulgur de espelta integral cocido.
  • 1/2 taza de lentejas cocidas.
  • 1/2 taza de guisantes frescos cocidos (puedes utilizarlos congelados o en conserva).
  • 1/2 taza de menta y albahaca frescas picadas.
  • 1/4 o 1/2 cebolla roja.
  • 1 tomate.
  • 1 buen puñado de nueces.
  • Queso feta al gusto (opcional).
  • Sal (opcional).

Aliño de la ensalada:

  • 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 2 cucharaditas de miel.
  • 4 cucharaditas de zumo de limón.
  • 2 cucharaditas de vinagre de manzana.
  • Sal.

Preparación de esta ensalada sana y saludable:

Primero poner a cocer 1 taza de bulgur en 1 y 1/2 taza de agua, medio tapado, hasta que se consuma todo el líquido. Cuando esté, apagar el fuego, tapar y reservar. (Te sobrará un poco de bulgur cocido que puedes añadir a cualquier otro plato o ensalada).

En otro cazo, cocer los guisantes pelados en abundante agua hirviendo, durante unos 5 minutos o hasta que estén tiernos. Colar y reservar.

Las lentejas las puedes tener ya cocidas o utilizarlas en conserva si no se ha tenido tiempo de prepararlas.

En una sartén, sin aceite, tostar ligeramente las nueces a fuego medio durante unos minutos para darles un toque más crujiente. También se pueden echar crudas. Reservar.

Para montar la ensalada, echar las espinacas en el fondo del plato o bol e ir añadiendo el bulgur, las legumbres, el tomate laminado, la cebolla laminada, las hierbas aromáticas picadas, las nueces y el queso feta, si se utiliza.

Para preparar el aliño simplemente hay que mezclar muy bien todos los ingredientes y echarlos por encima de la ensalada.

Con estas cantidades sale una ensalada grande o 2 más pequeñas.