Si te pasas el día pensando en calorías o crees que "más es mejor", puede ser que te estés equivocando. Desde que se han puesto de moda nuevos métodos de entrenamiento, las horas que dedicamos a hacer ejercicio ya no importan tanto. Es decir, puedes dedicar menos tiempo a hacer deporte y quemar más calorías.

No es necesario pasarse horas en el gimnasio o salir a correr como si estuvieras en una maratón. A veces, menos es más. Por eso, para acelerar nuestro metabolismo y obtener los mejores resultados, hay que tener en cuenta otros factores, y no solamente la duración del entrenamiento.

De hecho, ya no están tan de moda los eternos entrenamientos convencionales, realizados a una intensidad constante. Sino que destacan nuevos métodos que nunca habríamos imaginado que pudieran ser más beneficiosos.

Se trata de ejercicios que son de corta duración, o que creíamos que no eran eficaces porque no nos cansarían, entre otras razones. Pero puede que estos sean los mejores para conseguir fortalecer y tonificar el cuerpo, así como para perder peso. El yoga es una de estas disciplinas que tendemos a prejuzgar. Por eso, ante la duda, lo mejor es conocer bien de qué estamos hablando.

Independientemente del tiempo que pases en el gym, sí queremos recordarte que hacer ejercicio o realizar un deporte es fundamental para una salud de hierro, así que, desde Objetivo Bienestar, te animamos a que sigas teniendo una vida activa, independientemente de las calorías quemadas, aún así, y si ya te ha picado la curiosidad, tenemos unas cuantas claves para ti.

¿Quieres saber cuantas calorías puedes perder según tu entrenamiento?

Antes que nada, es importante que conozcas qué estas trabajando, cómo debes hacerlo y cuánto tiempo de dedicación requiere el método de entrenamiento que sigues. Si entiendes lo que haces, podrás trabajar para quemar más calorías.

Entre las tendencias de entrenamiento que incrementan la quema de calorías, destacan disciplinas que consisten en un trabajo interválico y de alta intensidad, ya que permiten acelerar el metabolismo, en muy poco tiempo. De este modo, se consigue perder peso, o definir el cuerpo si no te sobran kilos, más rápidamente. Se trata de formas de hacer deporte que están en auge, quizás porque no requieren tanto tiempo o, incluso, porque algunas pueden realizarse en casa.

Un ejemplo claro de ello, es el entrenamiento conocido por HIIT (High Intensity Interval Training), que te permite quemar hasta 400 calorías, en 30 minutos. Asimismo, haciendo spinning puedes eliminar entre 600 y 800 calorías, en una clase que dura 45 minutos

Se trata de actividades que están dejando atrás otras más tradicionales, como salir a correr. El problema es que la actividad aeróbica requiere más tiempo para, al final, conseguir quemar las mismas calorías. Concretamente, necesitamos entre 30 minutos y una hora, para quemar desde 200 a 800 calorías.

Y volviendo al yoga, esta es otra forma de perder peso que cada vez es más popular. Relajándonos podemos perder entre 100 y 600 calorías, en tan solo una hora. Por otra parte, los ejercicios de fuerza también nos permiten quemar estas mismas calorías, dependiendo de la metodología que sigamos. 

Aquí tienes más información sobre cada ejercicio y las calorías que quemamos al practicarlos. 

El método HIIT
1/5

El método HIIT

El HIIT es una metodología de entrenamiento basada en el trabajo por intervalos y de alta intensidad, que acelera rápidamente el metabolismo. Se trata de realizar intensas series de ejercicios con periodos de recuperación entre medio. Cada persona debe establecer la duración de sus descansos, en función de los objetivos deseados.

Esta disciplina permite quemar unas 200 calorías, realizando 5 series de 30 segundos, con periodos de recuperación de 4 minutos. Entonces, dedicando 30 minutos al día, podrías perder hasta 400 calorías. Aunque, hay que estar alerta con este método, ya que puede ser perjudicial para el organismo, si lo practicas durante varios días seguidos.

Además, tu cuerpo seguirá quemando calorías, horas después de haber terminado la actividad. Concretamente, esto sucede durante las 24 horas posteriores a su realización. ¿Qué más se podría pedir?

Hacer spinning
2/5

Hacer spinning

Otra manera de acelerar nuestro metabolismo, es con el spinning. Un trabajo interválico, en que la intensidad va variando, mientras no paras de pedalear encima de una bicicleta estática. Y contra más rápido pedalees, más calorías quemarás. No obstante, los sobreesfuerzos no siempre son buenos, así que no te exijas más de la cuenta.

En total, podrás quemar entre 600 y 800 calorías, en una clase de unos 45 minutos. Todo depende de la condición física de la persona y de la intensidad con la que se trabaja. Al iniciarse puede costar más, pero en poco tiempo y esforzándote, lograrás reducir grasa abdominalfortalecer las piernas y tonificar los glúteos.

Salir a correr
3/5

Salir a correr

Correr es un ejercicio aeróbico muy común, pero muchas no disponemos del tiempo suficiente para salir a quemar calorías. Además, nuestro metabolismo se acelerará más o menos, en función del terreno y la velocidad a la que corremos.

Contra más rápido vayamos, más calorías estaremos quemando. Por lo que deberíamos prestar más atención a la velocidad, y no solamente fijarnos en los kilómetros recorridos.

En este caso, es más complicado hablar de calorías con números exactos, ya que nuestro peso también influirá en lo que podemos llegar a quemar. Dependiendo de estos factores, entre 30 minutos y una hora, podremos quemar desde 200 a 800 calorías, aproximadamente.

Practicar yoga
4/5

Practicar yoga

El yoga puede parecer una actividad que requiere poco esfuerzo, pero es una afirmación muy alejada de la realidad. Equilibrar el cuerpo y la mente, puede requerir más intensidad de lo que parece. Y como existen diferentes variedades de yoga, siempre puedes practicarlo de una forma distinta. ¡No tendrás tiempo de aburrirte!

Relajar todo el cuerpo puede hacerte quemar entre las 100 y 600 calorías, en tan solo una hora. Incluso, practicando Bikram Yoga, podrías eliminar 800. Aunque, esta variante del yoga no resulta tan sencilla. Precisamente, porque consiste en una sesión de 90 minutos, en que se realizan hasta 26 posturas, estando a 40 grados. Por lo que debes soportar el calor, ya que esta temperatura es fundamenta para calentar los músculos y que el ejercicio sea eficaz.

Trabajo de fuerza
5/5

Trabajo de fuerza

El entrenamiento de fuerza sirve básicamente para mantener los músculos y los huesos fuertes y, al mismo tiempo, ayuda a quemar calorías al acelerar el metabolismo.

Entre las posibilidades de esta disciplina, hay algunas modalidades con las que se queman más calorías que otras. Normalmente, un entrenamiento de fuerza nos permite quemar entre las 100 y 200 calorías. Sin embargo, con variantes específicas del entrenamiento de fuerza, podemos incrementar, hasta tres veces, esta quema de calorías.

Entre los ejercicios que permiten este aumento, encontramos: el levantamiento de pesas, los ejercicios compuestos que implican múltiples articulaciones, y los circuitos de entrenamientos que combinan fuerza y cardio. De esta forma, podemos llegar a quemar entre 500 y 600 calorías.