El pelo es una de las partes de nuestro cuerpo que más intentamos cuidar y que peor hacemos. Queremos que siempre esté sedoso, sano y se vea bonito. Una buena melena es el deseo de muchas mujeres. Pero, ¿sabías que hay gestos cotidianos que contribuyen a estropear tu pelo sin que te des cuenta?. Si quieres evitarlos y poner remedio a esta situación, te dejamos los 4 errores más frecuentes que seguramente tú también cometas a la hora de tratar tu pelo.

1. No te desenredes con rabia

El pelo mojado se rompe con más facilidad. Solemos peinarnos mayormente al salir de la ducha, con el pelo aún húmedo, ya que es más fácil de manipular. Pero es importante que lo trates con cariño y te desenredes el cabello con cuidado y en mechones pequeños. La última moda son cepillos de púas flexibles (conocidos como detanglers), que minimizan la rotura gracias a que se adaptan más a la superficie cepillada.

2. La raya del pelo no importa

No importa hacia qué lado te peines o dónde decidas poner la raya, ya que peinarte hacia un lado u otro no favorece que se te caiga más o menos el cabello en esa zona. Ya puedes hacer lo que quieras y abrir la raya tranquila donde más te guste. No te vas a quedar calva por eso.

3. Lávate el pelo dos veces

Enjabonar nuestro cabello dos veces en la misma ducha no es malo. La primera pasada arrastrará la suciedad, que es la finalidad básica de las duchas, pero debes saber que no pasa nada si te enjabonas el pelo una segunda vez. Con la siguiente pasada, aprovecha para masajear el cuero cabelludo, igual que te hacen en la peluquería, lo importante es que no vuelvas a frotar por el medio o en las puntas del pelo, ahí simplemente deja que el jabón se deslice suavemente y caiga con el aclarado final.

4. No te olvides de la piel

 Como ya te hemos comentado, el cuero cabelludo también existe y es importante. Seguro que a veces te ha picado la cabeza y se te han creado costras. Por eso debes mimarlo con aceites nutritivos, exfoliación periódica y masajes diarios. Además, te sentirás más relajada gracias a los mimos que ti misma te puedes hacer.

Consejos para el pelo en apuros

Aunque nosotras intentemos evitar cometer estos errores cotidianos con nuestro pelo, a veces es inevitable que sintamos que estamos en apuros, que nuestra melena no está sana y que no hay nada que hacer con ella. Creemos que nuestro cabello es un desastre, que se nos cae mucho y perdemos al esperanza. Pero debes saber que lo normal es que cada día se caigan entre 80 y 100 pelos. “Más allá, es recomendable consultar a un tricólogo para un diagnóstico y un tratamiento personalizados”, advierte el doctor RamónVila-Rovira, director de la Unidad de Trasplante de Pelo de la Clínica Millán & Vila-Rovira. Aún así, existen algunos consejos que te pueden ayudar con el crecimiento o la pérdida de pelo, sobre todo con la edad.

Los crecepelos no existen. No ha habido nunca y no hay ahora. Lo que sí puedes encontrar son activos en loción que mejoran el aspecto de tu melena en general. “Siempre bajo prescripción médica, el Finasteride y el Minoxidil favorecen el aporte de sangre a los folículos. No crece pelo nuevo, pero sí se engrosa el existente”.

Lo más importante es la prevención. Cuando el bulbo muere solo queda el trasplante capilar. “Pero antes podemos reactivarlo con bioestimulación capilar con plasma rico en plaquetas, la carboxiterapia y las microinyecciones de CO2 que oxigenan) o infiltraciones capilares de péptidos y vitaminas. Cualquier tratamiento debe ser supervisado por un profesional y adaptado a cada caso específico.

El futuro podría estar en la clonación de pelos. El doctor Sergio Vañó sugiere que la multiplicación capilar podría estar lista en unos años en la Unidad de Tricología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid. Pero mientras esto aún no es posible, debemos seguir cuidando nuestro pelo de manera tradicional.