Como escritora, coach literaria, y directora de talleres literarios, he tenido la oportunidad de observar el profundo cambio interior que experimentan las personas al escribir y que transmiten al exterior, mejorando indudablemente sus vidas. Cuando escribes, entras en un proceso de transformación en el que desarrollas ampliamente tu empatía y te conviertes en un observador extraordinario, en un experimentador de otras circunstancias, similares o no, a las propias.

Escribir hace consciente lo que existe de forma inconscientea en tu interior, consiguiendo esa unión mente-corazón que es la gran puerta hacia la felicidad tras recuperar la conexión contigo mismo. En mi libro Escribe para ser feliz, explico cómo con una escritura guiada, que une dos formas de expresión, la literaria y la íntima, es posible imaginar a tu favor, no solo permitiéndote el alivio de expresar sensaciones y dolores en un papel, sino con técnicas que propician dar un paso hacia el auto conocimiento; la autoestima y la valoración real de ti mismo; la comprensión y aceptación de ti y de los demás; el desarrollo de la intuición al hermanarte con tu subconsciente; la creación de tu entorno ideal; la elección y toma de decisiones con libertad; la aceptación y superación del pasado; el aprendizaje del perdón; la forma de convertir tus sueños en una realidad; y la sensación consciente y constante de vivir el hoy.
Empieza ahora mismo a descubrir lo beneficios de la escritura siguiendo estos ejercicios:

1. Escríbete una carta a ti misma 
En ella puedes contarte todo aquello que no te contarías nunca en la vida real. Aquellas cosas que están ocultas porque nunca quieres pensar en ellas, como tus sueños olvidados, tus deseos más íntimos, tus miedos, tus dudas, etc., todo lo que intentamos tapar bajo capas de realidad pero que no por ello deja de estar ahí.

2. ¿Qué harías si no tuvieras miedo?
Responder a esta pregunta te ayudará a descubrir cuáles son tus verdaderos deseos, lo que en realidad te gustaría hacer y no haces por miedo a lo que sea.

3. Perdona
Escribe una carta en la que perdones a alguien a quien necesites perdonar, diciéndole todo lo que te gustaría haberle dicho en la realidad. Una sugerencia: Puede ser a ti misma a quien necesites perdonar también.

4. Escríbele a tu miedo
Como si te dirigieras a alguien real, ponle nombre e identifícalo. Verás que este ejercicio te sirve para encontrar esos miedos que permanecen alertas para asaltar tu mente, en cuanto decides hacer algo nuevo o emprender otro camino. Cuánto más oculto está tu miedo, más fuerte se hace. Si lo sacas a la luz y le quitas la máscara, verás cómo no era para tanto.

5. Agradece
Escríbele a alguien para darle las gracias, aunque sepas que nunca va a recibir esta carta. Verás que cuando agradeces algo a alguien, tu actitud para con esa persona cambia, pero no es la única. Sorprendentemente la actitud de esa persona contigo también cambiará.

Sigue avanzando en el proceso de quererte y sentirte mejor contigo y pon en práctica estas 6 pautas para creer en ti misma y ser feliz.