Hay muchas maneras de introducirse en el coaching. La escritora y coach Mar Cantero Sánchez nos acerca a una de ellas: la escritura.  Nos explica que “la imaginación es el lenguaje del inconsciente, por eso, escribiendo conseguimos hablarle en su idioma y entendernos con él. Algo muy necesario para ser felices, puesto que a veces nuestro peor enemigo somos nosotros mismos”. Mar Cantero ha publicado recientemente La vida es fácil si sabes simplificar, una guía con veinte ideas para dejar de complicarte la vida.

 

1. ¿Por qué escribir puede ayudarnos a ser feliz?

Escribir es una maravillosa herramienta de autoayuda. Mucha gente lo desconoce, pero en sus manos tienen un gran poder cuando escriben, eso sí, ha de ser con una escritura guiada que nos lleve a conseguir los resultados que pretendemos obtener.  En mi libroEscribe para ser feliz, que en breve se publicará en inglés en Estados Unidos, doy algunas claves y ejercicios para hacer de la escritura una herramienta fácil y lógica, para que quien los realice consiga comprenderse interiormente y manejar sus emociones.

 

2. ¿Por qué siendo escritora decidiste dedicarte al coaching?

Empecé con un taller de escritura creativa, ahí fue cuando empecé a darme cuenta de lo mucho que la escritura ayudaba a muchas personas, así que decidí adquirir los conocimientos necesarios para poder transmitir esto. El coaching es una herramienta rápida y sencilla que ayuda a las personas a conseguir sus objetivos o a desarrollar sus proyectos, y esto iba mucho conmigo y con mi trabajo.

 

3. Tu último libro es La vida es fácil si sabes simplificar… ¿cuál es la máxima para no complicarse la vida?

Lo primero es darse cuenta de que nos la estamos complicando y después, no permitir que otros nos la compliquen. Esto suele ocurrir mucho, si no lo hacemos nosotros, siempre habrá quien esté dispuesto a complicárnosla en nuestro lugar. Así que, según mi opinión, para que la vida sea fácil no te la compliques ni dejes que te la complique nadie. Sencillo pero difícil, no obstante en el libro también doy claves y ejercicios para conseguirlo.

 

4. ¿Cómo te defines?

No me defino. Detesto definir y clasificar a las personas. Soy muchas cosas, escritora,coach, articulista, profesora, artista, etc., y escribo muchos géneros distintos, así que mi trabajo abarca muchas posibilidades.

 

5. ¿Cómo te definen?

A veces como escritora, articulista o coach. La mayoría de la gente tiende a necesitar clasificar o definir a los demás. Pero yo creo que esto limita, no sólo la visión que tienen de mí, sino también la suya propia. Si intentas no definir a nadie y observar sencillamente, te vas a dar cuenta de que todos somos mucho más de lo que otros dicen.

 

6. ¿Qué es lo más importante de la vida?

La misma vida, vivirla, disfrutarla. Es tan importante que a veces se nos olvida su importancia. Pero el hecho de de experimentar la vida, de aprovecharla y saborearla al máximo, es lo más importante que tenemos. El tiempo se nos escapa y no podemos dejar que esté vacío. Pero cuidado, tampoco hay que llenarlo de nada negativo, porque entonces la vida puede complicarse tanto que se convierte en una auténtica tortura. No hay que confundir vivir agobiados con vivir con intensamente. Son dos cosas muy distintas. La vida cuando es fácil es mucho más intensa y plena, precisamente porque es cuando has quitado todo lo que sobra en ella, y tienes más tiempo y espacio para disfrutar de lo bueno y positivo.  

 

7. ¿Cómo te ves en diez años?

Me veo trabajando. Amo mi trabajo y por eso no puedo verme de otra manera, quizá en otro lugar, puesto que no soy de quedarme en un sitio fijo durante mucho tiempo, quizá más feliz aún, con las personas que amo ahora y con las que amaré en el futuro. Pero me sigo viendo trabajando y ayudando a los demás con mi trabajo. Cuando recibo mensajes o emails de personas que se han visto ayudadas por mis libros, artículos, o talleres, es cuando me doy cuenta de que mi trabajo es importante y cobra un gran sentido. Por eso no puedo verme de otra manera que continuando con lo que estoy haciendo, sólo que con mucha más experiencia.

 

8. Un momento feliz

Ha habido muchos como en cualquier vida y sería imposible elegir uno, pero para esta entrevista creo que es bueno señalar el momento en que me doy cuenta de que detrás de mi trabajo hay una persona que lo recibe, que lo aprovecha, que le es útil, y que después me lo cuenta con sinceridad. Me hace feliz sentir que he podido poner mi granito de arena ayudando a alguien. ¡Es fantástico!

 

9. Un recuerdo de la infancia

La infancia no siempre es un tiempo feliz para todas las personas. Yo no suelo mirar atrás, prefiero mirar siempre hacia delante, así que elijo el futuro. No obstante, recuerdo con especial cariño cuando aprendí a leer y a escribir, gracias a mi madre que me enseñó a formar las letras con una caja de palillos. Tenía tres años, aunque ella asegura que solo dos años y medio. En fin, estaba claro desde el principio que la escritura iba a formar parte de mi vida.

 

10. Una manía

No tengo. Durante mi niñez tuve todas las manías posibles, así que ahora no tengo absolutamente ninguna. Eso sí, hay cosas que no me gustan, como a cualquiera, pero no soy una persona maniática en absoluto. Las manías me sobran, es mejor desecharlas pues ocupan un espacio muy valioso en la mente de las personas que, se puede utilizar para algo mucho mejor.

 

11. La última vez que te has reído a carcajadas

¡Ayer! Intento reírme a carcajadas siempre que puedo, aunque para mí, es bastante sencillo y algo natural. Siempre me estoy riendo, además tengo mucho sentido del humor, lo cual me facilita bastante la risa.

 

12. La última vez que has llorado

Hace tanto tiempo que ni me acuerdo. En una ocasión, mucho tiempo atrás, estuve llorando durante casi un año. Cada día lloraba un poquito hasta que se me gastaron las lágrimas. Creo que, después de aquello, las agoté todas. (risas)

 

13. Un referente

Uno no, miles. Hay un montón de personas, autores, y coaches que son mi ejemplo. Desde Joe Dispenza a Wayne Dyer; desde Terenci Moix (a quien tuve la suerte de conocer) a Oscar Wilde; desde Joaquín Lorente a Pepa Roma, Talane Miedaner, o Sharon Koenig. En fin, no acabaría nunca. Realmente son muchas las personas maravillosas y buenos profesionales que existen en el mundo. Y yo estoy dispuesta siempre a aprender de ellos.

 

14. Un libro

También miles, pero te nombro dos que son mis favoritos desde hace mucho tiempo: De Profundis, de Oscar Wilde y El amargo don de la belleza, de Terenci Moix. Claro que, no me quiero dejar Mandala, de Pepa Roma (que ha prologado mi novela El matarratas); ni tantos otros. No es justo, la lista es tan larga que no pararía nunca de darte títulos. Como coach, siempre recomiendo Coaching para el éxito de Talane Miedaner, que también va a prologar mi libro Escribe para ser feliz en la versión en inglés.

 

15. Una película

Pues más de lo mismo, la verdad. Amo el cine, intento ir al menos cada dos semanas. Especialmente me gusta el cine británico, así que me quedo con Lo que queda del día,Mourice, etc., con todas las de James Ivory. Pero también me encanta el cine norteamericano, no me canso de ver No es tan fácilLos puentes de MadisonSabrina yDirty Dancing, soy muy romántica y sentimental. Aunque también me encanta la ciencia ficción y las buenas películas en general. Y del cine español, me encantan las de Amenábar y últimamente disfruté muchísimo con Lo imposible. Claro que siempre están los clásicos del cine, a los que adoro. Y como coach, recomiendo siempre una gran película que no paro de ver: Y tú qué sabes.

 

16. Una serie

Seguimos intentando abreviar la lista, cosa difícil. ContinuumA good womanRevenge,VelvetSexo en Nueva YorkDownton Abbey… ¿ves como es imposible decirte solo una?

 

17. Una canción

Esa es más fácil porque, aunque amo la música de todo tipo, clásica, jazz, funky, salsa (bailo salsa además), acid jazz, etc., este año me he enamorado de Happy de Pharrell Williams. ¡Como el resto del mundo, ¿no?!

 

18. Un destino

Me gustaría vivir en un lugar en el que no hiciese frío. Detesto el frío, lo llevo muy mal, mi salud se resiente muchísimo y siempre he padecido mucho de faringitis y bronquitis, porque no tengo amígdalas, así que, si me hablas de Hawaii o de Miami, soy feliz. Eso sí, en España, vivo en un lugar maravilloso que es la Comunidad Valenciana. Y por supuesto, estoy completamente enamorada de un paraíso en la tierra, aunque sólo en verano: Menorca.

 

19. ¿Qué cambiarías del mundo?

Todo lo malo, obviamente. Pero, sobre todo, cambiaría el abuso de poder, de algunos que se creen fuertes, sobre los débiles. Los niños, los animales, las mujeres, los ancianos, los enfermos, los pobres, y todos los seres que, por una u otra razón, están indefensos, son lo más importante para mí y son lo que habría que proteger por encima de todo, desde mi punto de vista. La gente se olvida de lo sensible que es una mente humana. El abuso, la manipulación, el maltrato en cualquiera de sus tipos, me parece detestable y uno de los peores crímenes porque puede destrozar vidas. Esto lo cambiaría, sin duda. Otra cosa que cambiaría es el sistema de educación, pero no solo en los colegios, sino también en las casas y en las familias. Y no me refiero tanto a las cosas que aprendemos sino a cómo nos las enseñan. Y por supuesto, creo que la educación (tanto de padres como de profesores) ha de basarse en enseñar al niño a que se valore y se ame, por encima de todo. El día que los niños crezcan sabiendo que son importantes, válidos, y sagrados, el mundo cambiará sin necesidad de hacer nada más, de eso estoy segura. Pero lamentablemente, por ahora, la educación enseña todo lo contrario, a desprestigiar, a subestimar, a competir, a envidiar, etc. Un desastre que solo puede acabarse reponiendo la auto estima de los niños, esa que tantas veces, nos han quitado.

 

20. El bienestar es…

Te digo lo mismo que cuando me preguntan qué es la felicidad. Para mí, es una decisión. Durante un tiempo pensé que era cuestión de suerte ser feliz o estar bien con uno mismo. Después, me fui dando cuenta de que era cuestión de actitud, por eso, ahora tengo clarísimo que es una decisión que una persona toma cuando quiere o puede tomarla. Lo bueno sería que todo el mundo pudiese darse cuenta de cuánto podemos influir nosotros mismos en nuestro bienestar y en nuestra felicidad. Si decides estar bien y ser feliz, lo estarás.

 

Muchas gracias por esta preciosa y entretenida entrevista. Ha sido un placer responder a vuestras preguntas.