ManzanaRoja

Si llevas un ritmo de vida estresante, sufres grandes dolores de espalda y no tienes tiempo ni ganas de ir al gimnasio, hacer estiramientos es fundamental.

Estirar y alargar los músculos aumenta el flujo de oxígeno en la sangre y, como consecuencia de ello, los dolores disminuyen.

Los estiramientos son una forma de ejercicio físico que sirven para mejorar la elasticidad y adquirir flexibilidad y control muscular.

Aquí te presentamos un pequeño programa para activar los músculos, programa que está compuesto por 5 ejercicios que puedes hacer todas las mañanas en la cama.

Importante: el estiramiento consiste en estirar y mantener la posición. Durante 15 segundos, tendrás que tensar los músculos al máximo. Es importante que pares antes de que sientas dolor. Después relaja los músculos 20 segundos. Repite cada ejercicio 4 veces y, sobre todo, sé constante; debes realizarlos todas las mañanas durante un mes. Notarás los resultados y querrás hacerlos todo el año.

Nada más despertarte

Comienza con este ejercicio que te mantendrá relajada todo el día. ¿Te acabas de despertar? Tómatelo con calma. Estírate sobre la cama. Si mides más de 1,50 m, colócate en diagonal, con los brazos también extendidos hacia atrás. Estira todo lo que puedas los brazos y piernas y, después, relájalos. Repite el ejercicio varias veces. Inspira durante el estiramiento y espira mientras vuelves a la posición original.

Estiramiento en la cama manzana roja 1

Activa la musculatura de las piernas y de la espalda

En posición decúbito supino, coloca los brazos en cruz y las piernas dobladas con los pies apoyados sobre la cama. Deja caer las piernas a un lado mientras espiras, ya que la espiración beneficia la relajación, a la par que giras la cabeza hacia el lado contrario. Vuelve a la posición de partida inspirando y repite el movimiento hacia el otro lado. Realiza este ejercicio al menos tres veces por cada lado.

Estiramiento en la cama manzana roja 2

Estira la espalda

Apoya las rodillas y las manos sobre la cama y alarga todo lo que puedas los brazos mientras estiras la espalda.

Estiramiento en la cama manzana roja 3

Trabaja los brazos y la espalda

Siéntate y cruza las piernas. Inspira mientras levantas los brazos. Después, ve soltando el aire a la par que desciendes los brazos y bajas el pecho. Alarga los brazos todo lo que puedas. La espalda siempre tiene que permanecer recta.

Estiramiento en la cama manzana roja 4

Refuerza la espalda y las piernas

¡Es hora de levantarse! De pie, delante de la cama, abre las piernas y apoya las manos sobre la cama. No te coloques muy cerca y abre bien las piernas. Inclínate hacia delante manteniendo los brazos tensos y la espalda recta. Mientras lo realizas, estira la columna vertebral y extiende una pierna durante unos segundos, y después, la otra, hasta que sintamos que el músculo posterior del muslo nos tira. Este ejercicio es ideal para aquellos que duermen en una mala postura por la noche. 

Estiramiento en la cama manzana roja 5