La grasa abdominal no solo puede no gustarnos a nivel estético sino que la grasa visceral que se acumula alrededor de la tripa es peligrosa, ya que aumenta el riesgo de problemas y enfermedades cardiovasculares como la hipertensión o los infartos. Hoy os traemos siete maneras, científicamente probadas, para perder peso y deshacernos de la temida grasa abdominal.

Olvida el azúcar

Los azúcares añadidos son extremadamente insalubres y dañinos para nuestro cuerpo, así que para perder esos incómodos michelines deberemos eliminar el azúcar añadido en todas nuestras opciones nutricionales. Algunos estudios aseguran que un norteamericano medio consume alrededor de 69 kilos de azúcar al año, lo que supone, en algunos casos, ¡más kilogramos de azúcar que la totalidad de su peso!

El azúcar no solo es altamente calórico, sino que tampoco tiene valor nutricional, por lo que es una de las causas por las que más grasa abdominal acumulamos, por eso debemos eliminar los azúcares refinados y añadidos y optar por bebidas naturales sin azúcar como café o zumos naturales y controlar la cantidad de bebidas carbonatadas que consumimos.

Practica ejercicios aeróbicos

Además de mejorar tu físico, el ejercicio aeróbico también mejora la salud del corazón y tu salud en general. Aegún algunas investigaciones recientes, el ejercicio aeróbico se postula como el mejor método para ayudarnos a perder la grasa abdominal.

Al hacer ejercicios de cardio, como caminar a paso ligero o trotar ligero, puede reducir efectivamente la grasa abdominal, especialmente la que se encuentra cerca de los órganos internos, es decir, la grasa más peligrosa.

Existen diferentes teorías sobre qué tipo de ejercicio es mejor para aplicar a un programa de pérdida de peso, sin embargo el estudio llevado a cabo durante ocho meses por el Centro Médico de la Universidad de Duke, con 196 participantes con sobrepeso de 18 a 70 años de edad, mostró que el entrenamiento aeróbico es superior a otro tipo de entrenamientos para conseguir una pérdida de peso significativa.

Haz entrenamiento con pesas

Los entrenamientos de resistencia puede que no te hagan perder tantas calorías como los aeróbicos pero no son una opción peor sino diferentes, por eso no debemos olvidarnos de ellos.

La ventaja del levantamiento de pesas es que afina la cintura, según un estudio publicado en Harvard School of Public Health. Este estudio demostró que una rutina de levantamiento de pesas de 20 minutos puede ayudar a combatir y reducir la grasa abdominal. 

Esto significa que participar en un entrenamiento de resistencia o, incluso mejor, combinarlo con ejercicios aeróbicos podría ayudar a disminuir la grasa abdominal mientras aumenta o preserva la masa muscular.

Bebe agua con limón

El agua de limón no regula la pérdida de grasa del vientre directamente pero proporciona una gran cantidad de beneficios para la salud que pueden impactar positivamente en tu cuerpo a la hora de perder grasa y grasa del vientre. 

En particular,  el consumo de agua con limón es extremadamente beneficioso cuando se toma con el estómago vacío y mejor por la mañana. 

Esto sucede debido a la capacidad del agua con limón para aumentar los niveles de ácidos estomacales que, por otro lado, mejora la digestión y ayuda a descomponer los alimentos que consumimos con mayor eficacia.  Además, ayuda a desintoxicar el hígado y hacerque funcione de manera más adecuada, y esto es fundamental porque es uno de los órganos más importantes del cuerpo, responsable de realizar cientos de funciones diferentes. 

Algunos estudios demostraron que, incluso, beber agua con limón ayuda a mejorar el metabolismo, reducir el apetito y eliminar los sedimentos de grasa no deseados. 

Come comidas altas en fibra

Los beneficios de la fibra son numerosos, como reducir el riesgo de diabetes, el colesterol alto, las enfermedades del corazón, el estreñimiento y mejora la digestión.

Siguiendo estas propiedades, se ha demostrado que la fibra ayuda con la pérdida de peso, reduciendo la grasa abdominal además de ayudar a perder peso general.

La razón por la que funciona es que una dieta alta en alimentos ricos en fibra tiende a ser más abundante y, por lo tanto, proporciona una sensación de saciedad alta después de comer.

Otro beneficio de la pérdida de peso por el consumo de fibra es que tiende a ser menos denso en energía, es decir, menos calorías para el mismo volumen de alimentos.

Es evidente que todos necesitamos más fibra en nuestra dieta, por ejemplo un 90% de los estadounidenses no consumen la cantidad diaria recomendada de fibra, y ¿cuánta fibra es suficiente para cumplir con el requerimiento diario? Las mujeres deben comer de 21 a 25 gramos de fibra por día, mientras que los hombres de 30 a 38 gramos por día.

Las mejores fuentes de fibra dietética son las frutas, los cereales integrales, las verduras y las legumbres, y más específicamente, la quinua, los frijoles, las semillas de chía, la col rizada, la avena y las bayas como las fresas, los arándanos.

¡Adelante con el té verde!

El té es una de las bebidas más saludables que puedes tomar y más si es el té verde que se ha demostrado que ayuda a deshacerse de la tripilla. Debido a los activos que componen el té verde, este eleva los niveles de hormonas que envían las señales a las células grasas para que se rompan y por tanto liberen la grasa al torrente en forma de energía.

La American Journal of Clinical Nutrition afirma que beber té verde ayuda a reducir el porcentaje de grasa corporal, principalmente la del abdomen.

Las propiedades del té están vinculadas a los compuestos llamados catequinas, un conocido quemador de grasa del vientre. Por lo tanto, cambia tu café de la mañana por una taza de té verde para una pérdida de peso más rápida y eficiente y más beneficios para la salud.

Controla la ingesta de carbohidratos

No, no se trata de eliminar los carbohidratos, de hecho, puede llegar a ser perjudicial. Pero sí hay que evitar alimentos altos en carbohidratos y, al principio, incluso reducir mucho su ingesta, según los estudios del National Institutes of Health de EE.UU.

Una dieta con una ingesta controlada de carbohidratos significa reducir en índice glucémico, es decir la manera en la que la comida eleva los niveles de glucosa en sangre. Una dieta para perder grasa abdominal debe basarse en percibir un 43% de las calorías de los carbohidratos y un 39% de calorías provenientes de grasas (mejores de alta calidad como el AOVE o del aguacate o frutos secos, por ejemplo), frente a una dieta estándar que se basa en un 55% de calorías provenientes de carbohidratos y un 27% de grasas.

Es decir, reduce los carbohidratos.

Como conclusión: nada que no supiéramos pero de lo que debemos ser más conscientes, para deshacernos de la grasa abdominal y lucir un vientre plano debemos combinar una dieta completa y saludable junto con un programa completo de ejercicio, eso nos permitirá bajar de peso y olvidarnos de los michelines.