Este verano prepara helados de yogur y frutas

¿A tí también te encanta tomar helado en verano? ¡Bien! Supongo que habrás oído hablar de los helados de fruta, 100 % naturales y sin tantas calorías como las de los suculentos carteles de los restaurantes… Pues estás de suerte, ¡porque ya tienes la receta para prepararlos en casa! Los helados caseros de fruta y yogur son también una idea genial para preparar con los pequeños de la casa, o para ofrecer de postre en una cena en la que tú invites… o simplemente para tener en la nevera un tentempié absolutamente irresistible, sano ¡y refrescante! Te adelantamos que esta receta no es única: la ventaja de los helados caseros es que puedes poner las frutas que más te gusten, más o menos miel para endulzar (o algún otro edulcorante o sirope vegetal), más o menos yogur para una textura más densa o no, etcétera. El secreto: dejarse llevar y encontrar la receta que más te guste. Sin embargo, para que puedas empezar ya mismo te proponemos una receta de rechupete que seguro te va a encantar.

Ingredientes

  • 4 yogures naturales.
  • 300 ml. de nata para montar.
  • 2 cucharadas de miel.
  • 30 gr. de azúcar glas.
  • Ojo: ¡la receta se puede preparar también sin nata si se prefiere, así además será más ligero y saludable!
  • En cuanto a la fruta, puedes escoger la que quieras, por ejemplo, prueba con esta mezcla para empezar: fresas (entre 5 y 7 unidades), piña (2 rodajas), melón (2 rodajas).
  • Los helados caseros de yogur también quedan deliciosos con frutos rojos (arándanos, frambuesas, moras…) así como con kiwi y melocotón. Los helados quedan mejor con frutas de gran sabor.

Preparación

Introduce primero la nata (previamente fría de la nevera) en un recipiente y monta ligeramente. Poco a poco añade el azúcar glas y sigue montando la mezcla. En un bol aparte bate los yogures junto a la miel y, una vez estén mezclados, añádelo a la nata montada. Por otro lado, puedes picar la fruta en pequeños trozos con ayuda de un cuchillo, o bien en una picadora de alimentos (según te guste más encontrar o no pedacitos de fruta) en tu helado. Añade la fruta a la mezcla anterior y viértelo todo en un molde para helados y, ¡al congelador!