1. Crea un espacio chill-out con cojines y pufs de varios tamaños

Colchones mullidos y cojines de diferentes tamaños y colores harán que el espacio sea confortable y agradable. ¿Colores? La idea es crear un ambiente alegre y fresco con tonos fríos –verdes, azulados y lavandas–, combinados con muebles de madera. Si la terraza o el jardín es pequeño, elige amarillos y mostazas, para potenciar la luz.

 

Espacio creado por - Ver más fotos de jardines


2. Cuelga farolillos de los árboles

Colócalos a diferentes alturas. Opta por los de metal y vidrio, perfectos para generar luces y sombras y crear un ambiente mágico, incluso, de día. Elige luces blancas o crema, que potencien la belleza natural de las plantas –nunca pongas luces naranjas o rojas, que confieren a los follajes un aspecto enfermizo.

 

Espacio creado por Historical Concepts - Más diseños de terrazas


3. Coloca una alfombra de exterior

Te ayudará a delimitar el espacio y a crear un ambiente más acogedor. Opta por una de fibra de coco, rafia o una estampada de polipropileno, resistente a los rayos del sol y a la humedad.

 

Por Isabel Arjona - Ver más fotos de diseño residencial


4. Ten a mano una camarera de madera

Si invitamos a familiares o amigos a nuestro pícnic, un carrito de madera con bidones de vidrio llenos de zumo o limonada ayudará a combatir el calor y a crear un rincón ordenado y funcional. Consejo Houzz para anfitriones: prepara una comida tipo bufé y así evitarás estar pendiente de la barbacoa o de la preparación de platos calientes.

 

Espacio creado por Claudia Georgi Photography - Descubre ideas de decoración para diseños residenciales
 


5. No te olvides de colocar unas hamacas

Otro complemento que no puede faltar en tu jardín, si vas a celebrar una comida al aire libre –la siesta es el postre ideal. Coloca tres de ellas para crear una zona de relax perfecta para las tardes de verano.

 

Espacio creado por MOLINS INTERIORS - Ver más fotos de piscinas

 


6. Delimita rincones con velas y antorchas

Cuando caiga la noche, las velas te permitirán continuar el pícnic en un ambiente mágico. En exteriores, las velas tienen que estar protegidas; una buena opción es colocarlas dentro de faroles de cristal.

Crea un rincón más intimista distribuyendo velas alrededor de una zona que quieras enmarcar. Utiliza también lámparas portátiles, muy útiles en exteriores porque son inalámbricas.

 

Por Holly Marder Delft - Ver más fotos de diseño residencial


7. Y, por supuesto, prepara la cesta de pícnic

A ser posible de mimbre y estilo vintage. Intenta evitar el plástico y elige una vajilla en condiciones, así cuidamos el entorno y, de paso, la velada será un poco más elegante.

 

 

También te puede interesar...

Este artículo se publicó originalmente en Houzz.