Prepararlo no puede ser más sencillo: 7 ingredientes y 5 minutos es lo único que necesitas para obtener una deliciosa y revitalizante taza de cúrcuma latte. Su inmediatez, versatilidad y, sobre todo, sus infinitos beneficios para la salud justifican por qué esta recién llegada bebida ya se ha convertido en alimento imprescindible en los desayunos de medio mundo.

La cúrcuma es su ingrediente base, la responsable de ese color ocre vívido característico y que le da el nombre de golden latte. En cuanto a la leche, los más puristas recomiendan sólo acompañarlo de leches vegetales aunque el resultado (estético al menos) es exactamente el mismo. En cuanto al sabor –que es lo nos importa– diremos que es intenso pero dulce y con un toque picante. En la lengua, sorprende y engancha por éxotico. 

Y como toda tendencia que se precie Instagram ya se ha llenado de fotografías de cúrcuma latte en desayunos y cafeterías. Todas #nofilter, –por supuesto– porque con ese color quién lo necesita. 

 

Una foto publicada por Wild & The Moon (@wildandthemoon) el

 
 

Una foto publicada por GOLDE TURMERIC (@goldeturmeric) el

 

Una foto publicada por GOLDE TURMERIC (@goldeturmeric) el