Aunque normalmente no se le de tanta importancia como al corazón o el cerebro, el hígado es el mayor depurador de toxinas de nuestro organismo. Un mal funcionamiento del hígado nos puede causar migrañas, hinchazón abdominal, estreñimiento o incluso mal humor, cosas que jamás asociaríamos a este órgano, más relacionado como enfermedades graves como la hepatitis o la cirrosis.

Si el hígado tiene un exceso de trabajo, ya sea por estrés o por un mayor consumo de toxinas, todo nuestro sistema puede desequilibrarse. Por eso, incluir en nuestra dieta alimentos que ayuden al hígado a en sus tareas diarias es fundamental. El ajo, el té verde, las verduras de hoja verde y el pomelo contribuyen a mantener el buen funcionamiento hepático. Pero si lo que necesitas es una depuración más profunda puedes utilizar la cúrcuma como complemento alimenticio.

La cúrcuma es una especia utilizada en la medicina ayurvédica y en la medicina tradicional china, viene de la India y es una de las especias más comunes en la condimentación del curry. Además de añadir color y sabor a los alimentos, es ideal para la limpieza del hígado, ya que contribuye a la producción y circulación de bilis. Incluso la Agencia Europea del Medicamento aprueba su empleo para incrementar la secreción biliar en el tratamiento de la indigestión.

Prepara una infusión de cúrcuma para desintoxicar el hígado es muy sencillo y efectivo. Echa 4 tazas de agua con una cucharadita de cúrcuma molida en una olla y reduce a fuego lento durante 10 minutos. Cuela el líquido y sírvelo en un vaso. Puedes añadir miel y limos al gusto.