Una de las frases más buscadas a través de los buscadores es: “la gente es mala”. Sin embargo, aunque muchas veces queremos pasar tiempo a solas, este tipo de creencias, son capaces de generar mucho daño a quienes se suscriben a esta idea, especialmente si desean conocer nuevas personas y entablar relaciones buenas.

Si consideras que las personas son malas, quizás no te guste esta entrada, sin embargo, vale la pena echar una mirada y tratar de dar un nuevo sentido a la forma en la cual observamos las relaciones.

La clave es hacer que, aquellas personas que poseen un pensamiento negativo respecto a su prójimo, vean las relaciones desde un plano distinto, puesto que suelen valerse de muchas excusas para apartarse de un mundo que consideran cruel, y en el cual cada quien va en pos de lo propio.

Con este post queremos que estas personas reciban un mensaje positivo y más optimista, especialmente para quienes desean entablar conexiones con nuevas personas, sin la necesidad de usar excusas, entre ellas la creencia de “La gente es mala”. Si logras superar este paso, verás que podrás ser más feliz y vivir con mayor plenitud.

La gente es mala

Sí, es cierto, hay gente mala. Personas que disfrutan al causar daño a otras personas, con un nivel de maldad que va desde la inmadurez hasta la psicopatía. Por ello, no eres la única persona que desea alejarse de este tipo de personas, y quienes están cerca de ellos, muchas veces por cuestiones laborales, no ven el momento preciso para alejarse.
 

Aún cuando no conforman la mayor parte de la gente, aún así suelen llamar la atención, por el daño que son capaces de generar haciéndose notables por ello.

 

Muchos de nosotros, sobre todo en la edad adulta, tratamos de ser buenas personas y amables. Pues, aprendemos que tratar a las demás personas de forma malvada, no servirá de mucho para poder construir relaciones buenas y duraderas.

Es obvio que ninguna persona deseará estar a nuestro lado si somos personas malas, así como también sería muy difícil encontrar un empleo si no es posible que alguien nos deposite su confianza.

Muchos de nosotros, estamos interesados en entablar relaciones buenas, y tratamos de ser especiales con aquellas personas que nos importan, lo cual no significa que no podamos cometer errores, o que de repente si alguien no nos agrada, seamos un poco desagradables también, o si una propuesta no nos interesa, no podamos decir “no”.

Es lo mismo que tú haces, aunque seas buena persona, no todo debe ser reluciente y perfecto. Y si alguien no es agradable, pues simplemente puedes optar por escoger otras compañías, con quienes te sientas bien, lo cual no te hace ser una mala persona.
 

No les intereso

 

No les intereso

Quizás tu compañía no les interese a un par de personas, pues hay quienes ya tienen sus círculos establecidos y no apartan espacio en su agenda para otras invitaciones.

Por otro lado, también está el grupo de personas que desean estar en soledad, para invertir su tiempo en relaciones virtuales, o estudiar, en lugar de tomar tiempo para salidas. Así que lo tuyo no está por allí.

 

Me van a defraudar… como siempre

No serás la primera persona a quien otra defrauda, puedes confiar y siempre puede haber alguien que haga una mala jugada. Sin embargo, no es algo que suceda con todas las amistades que podamos establecer, pues la mayor parte de las veces, cuando se trata de decepciones esto se encuentra asociado a expectativas no cumplidas.

Pues, cuando conoces a una persona, elaboras una imagen de ella, y cuando tiene otro comportamiento, no adaptado a tu imagen elaborada, sientes que te han decepcionado. Entonces no se trata de que te han defraudado, sino que tus conceptos no estaban ajustados a la realidad, y en base a ello, tal vez depositaste de manera rápida tu confianza en esa persona y con ello cometiste un error.

Pero, así como te equivocas tú, nos equivocamos todos, pues muchas veces de eso tratan las relaciones, es por ello que resulta conveniente la prudencia, ir despacio y no sacar conclusiones precipitadamente.

En Internet, especialmente, es importante mantener cierta cautela, puesto que hay muchas personas que sólo muestran cualidades positivas, pero no sus verdaderas intenciones. Por ejemplo, puedes ver un perfil, de cualquier red social, y podrás encontrarte a una persona que luce muy amable, divertida y simpática, sin embargo, puede tener un lado oscuro que no muestre, o puede ser diferente a las expectativas que te habías planteado.

 

Por ello, podríamos afirmar que:

·       Establecer relaciones con otros supone un alto riesgo, ya que pudiesen rechazarte y herir tus sentimientos, pero, si no tomas este riesgo tampoco descubrirás cuáles son las personas que pueden brindarte una buena amistad.

·       Las excusas y prejuicios pueden ser un impedimento para tu vida social, especialmente cuando estás interesado en que tus relaciones sean duraderas y significativas.

·       Establecer relaciones implica un esfuerzo continuo, y esto inicia desde que conoces personas afines, hasta que la relación perdure.