Para comer sano, mantener un óptimo estado de salud y un peso corporal saludable, no basta con escoger los mejores alimentos. También es necesario cocinarlos con técnicas que no alteren su composición nutricional. Estas son las mejores formas de cocción.

1. Al vapor: Sin duda, una de las mejores técnicas para cocinar los alimentos. Mantiene casi intacta la composición de los alimentos, con lo que te beneficiarás de todos sus nutrientes. No necesita grasa. De esta manera, no añadirás calorías de más a tu dieta. Y el ahorro energético es considerable al necesitar poco agua y calentarse rápidamente.

2. Wok: Esta es otra manera de cocinar tus verduras, carnes y pescados de una manera saludable y sin grasa. Conviene no mantener los productos durante mucho tiempo para que no pierdan sus propiedades nutritivas. Es muy fácil y cómodo de limpiar. Basta con agregar un poco de agua y jabón y frotar suavemente.

3. Hervido: Sin duda es otra forma saludable de cocinar siempre que se intente aprovechar al máximo el líquido restante, ya que conservará algunas de las vitaminas de los productos que se hiervan.

4. Asados: La mayor ventaja de los asados es que tampoco se necesita mucha grasa para cocinar carnes y pescados. No sobrepases los 170ºC para evitar que los alimentos se quemen y utiliza zumos de frutas o hierbas aromáticas para condimentarlos.

5. Papillote: Otra de las formas más sanas de cocinar y quizá no tan practicada en nuestro país. Consiste en envolver los alimentos en papel de estraza o aluminio y colocarlos en el horno durante poco tiempo (no más de veinte minutos). Es perfecto para hortalizas, pescados, carnes, patatas e incluso algunas frutas como la manzana o las peras.

Si quieres más información, echa un vistazo a nuestro libro Técnicas de cocina que alargan la vida. En él te descubrimos otros trucos de cocina para que tu dieta sea saludable.