El nuevo libro de la escritora Mar Cantero cuenta con un riquísimo marco narrativo que va desde la costa levantina hasta el Nuevo Mundo. Altea, Denia, Palop, Ibiza, Madeira, Valencia o Cartagena, son algunos de los enclaves en los que discurre esta novela ambientada en el siglo XVII. 

Bajo el título Los mares del alba promete una historia en torno a la mujer y la fuerza que la caracteriza. La protagonista es Isabel, que crece y madura a lo largo del relato. 

El personaje principal y su hermana Ana quedan huérfanas y se encuentran obligadas a huir de la casa familiar para evitar la misma suerte que sus progenitores, encuentran el refugio de Joan. De profesión perfumista, les trata como un padre. 

El mar cobra importancia por las reuniones que amplios grupos de mujeres celebran a sus orillas. En ellas, se introducen hierbas en el cuerpo que las hacen sentir como si tuvieran alas. 

El amor es el otro hilo conductor de las páginas escritas por Cantero, no solo el romántico, también el fraternal entre hermanas y amigas. Además, otro ingrediente fundamental es el descubrimiento de la sabiduría femenina sin miedos, ni juicios.

 

Conociendo más y mejor a Mar Cantero...

¿Cómo te defines?

Soy una escritora con tendencia a crear personajes femeninos fuertes que consiguen sus objetivos porque creen en sí mismas. Es algo que aprendí a hacer en la vida y me gusta transmitirlo en mis libros.


Y… ¿cómo te definen?

Existen muchas variantes. Hay quienes me describen como escritora romántica, y otras me reconocen por mis artículos en el ámbito del bienestar. 


Para ti, ¿qué es lo más importante en la vida?

La libertad y a la tranquilidad. Quizá porque en varios momentos de mi vida me faltaron ambas y tuve que luchar mucho para volver a conseguirlas. 


Un momento feliz

Uno, no, muchos, jaja. Doy gracias porque siempre hay muchos momentos felices en mi vida presente, pues en el pasado no hubo tantos, pero no me gusta mirar atrás, soy de las que siempre miran adelante. No obstante, hace tiempo que me di cuenta de que la felicidad es una decisión, y no algo efímero que viene y va. 


Un recuerdo de la infancia

En general se tiene la idea de que en la infancia es cuando hemos sido más felices, no es mi caso, y, por tanto, no valoro especialmente la infancia ni el pasado, al contrario, valoro mucho más el presente y el futuro. Aún así, recuerdo haber sido muy feliz cuando mi madre me enseñaba a leer y a escribir con tan solo tres años. 


Una manía

Creo que no tengo, ni siquiera como escritora. Tengo mis rarezas, de vez en cuando, como todos, por eso no somos perfectos y menos mal.


La última vez que te has reído a carcajadas

Cada día. Me río mucho de mí misma, es algo indispensable, y creo que es tan importante reírse hasta no poder más.


La última vez que has llorado

También hace poco tiempo, dos o tres días, soy muy sensible y emocional, y lloro si veo algo que me conmueve. 


Un referente

Todas aquellas mujeres que, de un modo u otro, han superado los obstáculos en otras épocas, como las protagonistas de mi novela, para que las mujeres de hoy en día tengamos más libertad y capacidad para continuar superando nuevos obstáculos en el camino. No solo mujeres reconocidas, también anónimas.


Un libro

El amargo don de la belleza de Terenci Moix.


¿Qué cambiarías del mundo?

Muchas cosas, claro, pero creo que todas podrían empezar a cambiarse, si cambiásemos una primera, dentro de nosotros. 


Termina la frase: El bienestar es…

...amarse a uno mismo, pero de verdad, con todo nuestro ser.