En este artículo te contaremos los secretos de los mejores libros sobre el arte de ordenar tu casa para que tu hijo pueda leer sus Iibros juveniles favoritos. Mantener la habitación ordenada es un aspecto clave para que el dormitorio de los más pequeños se convierta en un lugar acogedor en el que los niños y adolescentes puedan concentrarse, desarrollar su creatividad, viajar a mundos fantásticos a través de la lectura y, en definitiva, encontrar y expresar su voz individual.

Muchas veces intentamos inculcar en nuestros hijos la importancia del orden y de mantener recogida la casa, sin embargo, nosotros, los adultos, no siempre sabemos cuál es la mejor manera de organizarnos. La magia del orden de Marie Kondo defiende la filosofía de que mantener solo lo que necesitas y organizar los objetos de la habitación de la manera correcta te afectará positivamente porque te sentirás más seguro, estimulado y productivo. Esta filosofía también es válida para niños y adolescentes porque les enseñará a ser ordenados, disciplinados, se sentirán más realizados y podrán dedicar más tiempo a sus hobbies, como, por ejemplo, la lectura.

Tanto para los lectores más inquietos, como para los niños que todavía no han dado con el libro que les aliente a explorar mundos imaginarios de la mano de seres legendarios y mágicos, entre todos los libros juveniles, recomendamos la saga de Harry Potter de J. K. Rowling. Con las novelas sobre las aventuras de Harry Potter, Hermione Granger y Ron Weasley, tus hijos no solo lucharán contra magos tenebrosos sino que también aprenderán valores como la amistad, el amor, la tolerancia, la humildad o la empatía.

Otro libro clave para fomentar la organización y el orden en los más jóvenes es El arte de ordenar para niños de Nagisa Tatsumi, el libro que inspiró a Marie Kendo a escribir La magia del orden. A través de este libro, los padres podrán conocer las herramientas y los consejos propuestos por Nagisa Tatsumi para enseñar a los niños a ordenar. Tatsumi defiende que el orden es muy importante para que los niños sepan vivir en sociedad y llevar una vida activa. Para conseguirlo, recomienda que los padres actúen como guías con los niños, que los niños tengan una habitación propia en la que puedan desarrollar y expresar su individualidad y que a partir de los diez años el niño puede gestionar su espacio por sí mismo.

También recomendamos los siguientes libros juveniles con los que los jóvenes de la casa crecerán como personas y desarrollarán su personalidad y valores: la misteriosa y enigmática trilogía de la niebla de Carios Ruiz Zafón con El príncipe de la niebla, El palacio de la medianoche y Las luces de septiembre y las sagas distópicas con personajes femeninos valientes y fuertes de Los juegos del hambre de Suzanne Collins y la serie Divergente de Veronica Roth.

Descubre los efectos positivos de la filosofía del orden a través de los libros de Marie Kendo y Nagisa Tatsumi para que la habitación de tus hijos se convierta en el entorno perfecto para expresar su voz individual, desarrollar su creatividad y leer sus libros juveniles preferidos.