Los nuevos tratamientos de los spas utilizan las propiedades de materiales de lujo, como el oro o la seda, cuyos principios activos han resultado ser beneficiosos para la piel. También productos que hasta ahora asociábamos sólo con la mesa, como el vino, el chocolate o el aceite de oliva, han demostrado ser muy nutritivos también para nuestra piel y se han convertido en las nuevas estrellas de los spas. Bon appétit!

1. Vinoterapia: Originaria de la zona de Burdeos, la vinoterapia se ha instaurado ya en spas de todo el mundo. En ella se aprovechan las propiedades antioxidantes de la uva para revitalizar la piel. Un tratamiento que también hace que la piel gane firmeza y elasticidad. Está especialmente indicada para personas que busquen un tratamiento anti-aging o reafirmante.

2. Chocolaterapia: una de las terapias más golosas y apetecibles que existen, la chocolaterapia lleva ya un tiempo estando entre las opciones más demandadas en los spas. Además de hacernos sentir tan apetecibles como un bombón, la chocoterapia favorece la circulación, nutre e hidrata la piel en profundidad y además ayuda a aliviar el estrés y a mejorar nuestro estado de ánimo.

3. Oroterapia: como el resto de terapias, la oroterapia incluye exfoliación de la piel, mascarillas y masaje hidratante pero con la particularidad de que todos los productos empleados contienen partículas de oro. Así, la piel se beneficia de sus propiedades antienvejecimiento. Recomendado especialmente par pieles cansadas, tras el tratamiento la dermis gana en hidratación y luminosidad.

4. Tratamiento con proteínas de seda: las proteínas de seda no sólo son recomendables para el cabello, también lo son para la piel a la que aportan hidratación, además de preservar su equilibrio natural.

5. Olivoterapia: recomendado especialmente para las pieles secas, el tratamiento, que suele incluir exfoliación, mascarilla e hidratación seguida de un masaje para garantizar la buena absorción de los productos, puede realizarse tanto en el rostro como en el conjunto del cuerpo. Todos los productos utilizados contienen aceite de oliva virgen u olivas entre sus componentes. El resultado es una piel visiblemente más hidratada y elástica.

También puedes montar tu propio spa en casa aprovechando los beneficios de cremas y aceites en la tranquilidad de tu hogar. Un placer que puedes disfrutar en buena compañía.

Descubre más sobre spa y wellness en el número de marzo de la revista Objetivo Bienestar