Las proteínas son un nutriente esencial de nuestra alimentación. Su aporte ayuda a regenerar su desgaste, a mantener nuestra estructura corporal en buen estado: articulaciones, huesos, piel… Es por este motivo por el que es imprescindible tener conciencia de su importancia y entender el rol que juega en el bienestar de nuestro cuerpo, ya que tiene un papel clave en nuestro estado de forma. De este modo, una opción interesante es el compuesto de colágeno que ofrece Ana María Lajusticia,  al que se le añade, además, magnesio, un mineral muy importante en la formación de proteínas. Algunos de sus beneficios son la disminución del cansancio y fatiga, el mantenimiento de huesos y dientes en condiciones óptimas y su contribución al metabolismo energético. También la Vitamina C interviene directamente en este proceso, siendo necesaria para la formación de tejidos.

Cabe mencionar que las proteínas están formadas por la unión de varios aminoácidos que, en términos simples, forman una especie de puzle, cuya totalidad de piezas constituye las proteínas. 20 de estos aminoácidos son necesarios para nuestro cuerpo, pero solo 9 de ellos son esenciales, lo que significa que son imposibles de obtener a partir de otro modo que no sea mediante la alimentación. La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica, además, que las necesidades diarias de proteína equivalen a un 10-15% de las kcal diarias ingeridas.

Las principales fuentes de proteína de alto valor biológico, es decir, portadoras de los aminoácidos esenciales, son los productos de origen animal (carne, pescado y huevo). Sin embargo, también podemos conseguir proteína de calidad de origen vegetal mediante la combinación de legumbres, como la soja, los guisantes, las lentejas y los garbanzos, con cereales (de quinoa, trigo sarraceno, arroz o avena), frutos secos (pistachos, nueces, almendras o avellanas) o semillas (de chía, girasol, lino o sésamo). Esta combinación hace que el déficit de aminoácidos se complemente con este nuevo aporte, dando lugar a una proteína de alto valor biológico.

El colágeno, por su parte, es una proteína formada también por muchos aminoácidos, la mayor proporción de los cuales es la prolina, la hidroxiprolina y la glicina. Al tomar este aporte de colágeno, los huesos, cartílagos, músculos, tendones y piel se estimulan y activan la fabricación de más colágeno, de modo que  favorece la recuperación de tejidos. Este producto de Ana Maria Lajusticia se encuentra disponible en polvo, en líquido o en comprimidos, y se puede tomar disuelto en zumos, batidos, yogures o purés, tres veces al día. Eso es todo lo que necesitamos para incorporarlo a nuestra dieta.

colageno

Además de prevenir lesiones y mantener un buen estado de forma, también resulta útil para la recuperación muscular. La alimentación saludable, juntamente con el descanso, es uno de los pilares claves de un buen deportista, aunque el desgaste siempre se acaba notando. Este aporte proteico adicional cubre la demanda extra que nuestro cuerpo requiere a nivel metabólico, y también de minerales.