El bombo de las filosofías de vida nórdicas es real. No nos resultan nada desconocidos términos como Hygge o Lagom. Tienen muchos puntos en común, aunque cada región le ponga un nombre diferente.

Si bien es cierto que en España no contamos con ninguna filosofía común más allá del conocido estilo de vida mediterráneo, no salimos tan mal parados en algunos de los índices de felicidad.

Por ejemplo, el 95,5% de los españoles confía en que sus amigos les darían apoyo en caso de necesidad, según estadísticas de la OECD. Además, somos el quinto país del Mundo con la esperanza de vida más alta, concretamente de 82,8 años de media.

En el aspecto que sí subimos al podio es en el arte de sonreír. Málaga cuenta con el honor de saberse la ciudad donde más gente sonríe por la calle, por delante de Milán o Kuala Lumpur.

Claro que en otros aspectos, tenemos mucho que mejorar. ¿De quiénes podemos aprender? De los daneses y su forma de vida basada en lo que llaman Lykke. Los que son conocidos como la gente más feliz del mundo siguen unas rutinas parecidas a las de sus vecinos nórdicos, aún así, te sorprenderán los secretos de la buena vida que Meik Wiking, del instituto de Investigación sobre la Felicidad de Copenhague, revela en su libro Lykke. En busca de la gente más feliz del mundo (Cupula).

 

Dinamarca: consejos (de la felicidad) vendo, que para mí SÍ tengo

1. Crea rituales alrededor de una mesa
1/10

1. Crea rituales alrededor de una mesa

Tómate tu tiempo y recupera la hora de la comida (o la cena) y siéntate con tus familiares y amigos disfrutando tanto de su compañía como de la comida.

2. Convierte tu entorno en una comunidad
2/10

2. Convierte tu entorno en una comunidad

Conoce a quienes te rodean y crea una comunidad de recursos compartidos. Puedes hacerlo tanto en el entorno de trabajo como en tu comunidad de vecinos.

3. Desconecta de los aparatos electrónicos
3/10

3. Desconecta de los aparatos electrónicos

Estar continuamente conectado nos provoca desconexión del mundo real. Márcate un periodo de tiempo sin usar tus dispositivos, o lo que es lo mismo, détox digital y mantente atenta a lo que te rodea o en aquello en lo que estés trabajando.

4. Disfruta del viaje
4/10

4. Disfruta del viaje

Sé consciente de que a la hora de realizar un reto, su consecución te hará feliz, pero esa felicidad no durará para siempre.

5. Vive la experiencias
5/10

5. Vive la experiencias

Compra las entradas a un concierto, o prepara una cena de cumpleaños con mucho tiempo de antelación para sentir cómo ansias que llegue. Para desearla.

6. Grandes compras para grandes ocasiones
6/10

6. Grandes compras para grandes ocasiones

Si reservas los grandes desembolsos para ocasiones especiales, verás como el precio real es mucho menor del precio sentimental

7. Compra experiencias, no cosas
7/10

7. Compra experiencias, no cosas

De acuerdo, no es necesario eliminar todos los objetos. Pero gastar tu dinero en un viaje o una cena en vez de en objetos materiales conseguirá que guardes un recuerdo imborrable.

8. No preguntes, ayuda
8/10

8. No preguntes, ayuda

No ofrezcas tu ayuda: «Si me necesitas, ya sabes dónde estoy». Quizá esa persona a quien te has ofrecido nunca requiera de tus servicios aunque nos necesite, en cambio, si eres tu quien tomas la iniciativa agradecerá tu ayuda.

9. Sal de tu zona de confort
9/10

9. Sal de tu zona de confort

No te ancles a tu tipo de literatura, a un tipo de cine o a un solo círculo social, muévete, arriesga y ganarás.

10. Muévete cada día
10/10

10. Muévete cada día

Suena a tópico, pero realmente te hará sentir mucho mejor. Bájate una parada antes en el metro o el autobús y camina 30 minutos al día (o más). Escoge las escaleras frente al ascensor o sustituye la quedada para tomar café por una caminata por la ciudad.