Manicura francesa, rusa, americana, permanente, uñas postizas, de gel, de porcelana... Hoy en día haya cientos de manicuras diferentes, pero, ¿sabes en realidad en qué se diferencian? Aquí tienes algunos consejitos para escoger la que más a tus uñas y poder lucir una manicura de lujo esta primavera

¡Se acabó el dilema entre uñas acrílicasde gel o permanentes! La gran variedad de manicuras o uñas postizas que existen en el mercado nos ayuda a escoger la más adecuada para cada una de nosotras. 

Según la técnica que escojas, la podrás hacer tú misma en casa o bien, si eres de las que disfrutan relajándote y dejando que otras manos más expertas se ocupen de nuestras manos, puedes recurrir a un profesional. Ahora, incluso, puedes realizar la manicura a domicilio, sin que tengas ni que moverte del sofá. ¿Qué más puedes pedir?

Primero, cuida de tus manos

Lo primero es lo primero: no olvides que, antes de lanzarte a por un esmalte de escándalo, es imprescindible que cuides de tus manos. La manicura, por si sola, se aplica al cuidado de tus uñas, independientemente de si decides darles color o no. Por eso, si quieres tener unas manos bonitas, es importante que realices una buena manicura de tratamiento al menos una vez al mes, sin olvidar su cuidado diario. 

Manicuras de tratamiento

Si realizas una manicura de tratamiento una vez al mes, te aseguramos que sentirás la diferencia. En general, estas manicuras suelen constar de un masajeuna exfoliación y un tratamiento hidratante específico para manos y uñas. 

El proceso básico es cortar y limar las uñascuidar las cutículas y aplicar un esmalte protector. Su objetivo es sanear la piel de tus manos y darles un aspecto saludable. Existen diferentes tipos de manicura de tratamiento según tus manos que emplean productos naturales muy beneficiosos para tu piel. 

Cuidado diario

A veces olvidamos que nuestras manos son nuestra herramienta principal y que, por ello, son una de las zonas del cuerpo que envejece más rápido. Aunque no podamos evitar que esto suceda, sí que podemos seguir pequeñas rutinas que nos ayudarán a mantenerlas más jóvenes durante más tiempo:

Protégelas del sol con un buen factor SPF durante el día

El sol es el culpable de casi el 80% del envejecimiento de nuestra piel. Por eso, no te olvides de llevar siempre encima una crema de manos que tenga factor de protección solar, y aplícatela al menos 3-4 veces al día.

Lávatelas con un jabón suave

Tus manos están en contacto con muchas cosas a lo largo del día, por lo que también es esencial mantenerlas limpias. Para ello, usa un jabón especial para manos (¡el lavavajillas es para los platos!) y después aplícales una loción de manos.

Una vez por semana, dale al ‘scrub’

Cuando exfolies tu rostro durante tu rutina facial semanal, aplica también un poco de exfoliante en tus manos. Esto favorecerá la recuperación celular y ayudará a que la crema penetre más en profundidad.

Hidrátalas antes de irte a dormir

Mímate y date un suave masaje de manos con tu crema hidratante preferida antes de irte a la cama un par de veces por semana. También podéis emplear guantes humectantes para prolongar los efectos de hidratación en tus manos.

Ahora sí, ¡dale estilo a tus uñas!

¿Eres más de gel o de manicura francesa? Como hemos dicho, existen muchísimos tipos de manicura diferentes, así que aquí hemos recogido para ti los principales y los más conocidos, para que la próxima vez que acudas a tu centro de manicura, ¡tengas las cosas claras!

 

Manicura sencilla
1/10

Manicura sencilla

También conocida como exprés o básica, se trata de una manicura convencional a la que se aplica un esmalte de color. Es perfecta para las que tienen las uñas débiles, ya que no es muy agresiva.

Dura de unos días a una semana, dependiendo de la calidad del esmalte y de lo cuidadosa que seas.

Manicura francesa
2/10

Manicura francesa

¡Todo un clásico! Como sabrás, en esta manicura la punta de las uñas es blanca, mientras que en la superficie se aplica sólo un brillo. Con su estilo y elegancia, es una manicura ideal para cualquier tipo de ocasión.

La uñas se liman normalmente de forma cuadrada, y como las puntas han de pintarse de blanco, es mejor tenerlas largas. Si las tienes muy cortas, ¡siempre puedes optar por unas postizas!

Quizás no hayas oído hablar de la manicura americana… Se trata de una variación de la francesa con un resultado aún más natural, ya que el tono de las puntas suele ser más beige y los bordes no quedan tan definidos.

Uñas decoradas o 'nail art'
3/10

Uñas decoradas o 'nail art'

¡Convierte tus uñas en un lienzo y dale rienda suelta a la creatividad! Puedes optar por decorarlas tú misma con alguna plantilla o acudir a un profesional, que podrá incorporar todo tipo de detalles a los diseños: relieves, brillos, accesorios metalizados, etc.

Manicura de parafina
4/10

Manicura de parafina

El tratamiento ideal para manos deshidratadas. La parafina nutre e ilumina la piel, a la vez que enriquece las uñas. El tratamiento consta de una fase en la que las manos se sumergen en parafina durante varios minutos, y después se envuelven en manoplas o toallas calientes. Una vez se ha realizado esta fase, se procede a aplicar el color siguiendo alguno de los otros estilos.

Manicura permanente
5/10

Manicura permanente

Si lo que buscas es lucir unas uñas perfectas durante más tiempo, esta es la solución. La manicura permanente combina esmalte tradicional y acrílico y construyen unas uñas postizas sobre tus propias uñas. Para secarlas, se utiliza una lámpara de rayos UV que hará que el acrílico se funda con tu uña natural, logrando así una fijación duradera, de hasta tres semanas si cuidas bien de ellas.

Manicura semi permanente
6/10

Manicura semi permanente

Su única diferencia con la manicura permanente es que se emplea un producto con otro tipo de acrílico que sólo aporta durabilidad, pero no se fusiona con la uña. En este tipo de manicura también se emplea luz UV, y suele ser más económica que la manicura permanente, aunque, como es de esperar, dura algo menos.

Uñas postizas
7/10

Uñas postizas

Las perfectas aliadas para las que se muerden las uñas o las tienen demasiado cortas. Este tipo de uñas artificiales son muy resistentes y con ellas podrás evitar el debilitamiento que causan los esmaltes. Estas uñas podrán durarte bastante tiempo, pero recuerda que, aunque haya una buena fijación, irán creciendo al mismo ritmo que tu uña natural.

Uñas de gel
8/10

Uñas de gel

Se colocan fácilmente y suelen ser más baratas. Sin embargo, no quedan tan naturales como otros tipos de uñas, ya que son algo más gruesas.

Uñas acrílicas 2
9/10

Uñas acrílicas 2

Fuertes, resistentes y duraderas: te aguantarán hasta 6 meses. De todos modos, tendrás que pasar por tu centro de manicura al menos una vez al mes para que te las rellenen.

Uñas de porcelana
10/10

Uñas de porcelana

Su acabado puede ser muy natural, ya que están hechas de vidrio y son muy finas. Sin embargo, pueden ser más frágiles que otros tipos.