¿Cómo debo tomármela?
Lo primero que debemos aprender es a tomarnos la tensión. Si lo haces en casa es mejor un monitor automático. La tomaremos con el brazo a la altura del corazón y los pies y la espalda apoyados, relajados. En cuanto al momento del día, es mejor por la mañana temprano (siempre sobre la misma hora), antes de la medicación y sin haber tomado alcohol o cafeína 30 minutos antes. Se recomienda hacer dos lecturas con un minuto de diferencia. De estas dos, la segunda es más fiable.

Los valores que has de tener en cuenta: 

1. Tensión arterial normal 119/70.
Si tu test ofrece las cifras de presión 119 milímetros de mercurio (Hg) de presión sistólica y 79 de diastólica: ¡Felicidades! No padeces hipertensión pero debes ir controlándotela.

2. Cifras de riesgo 140/90.
¡Ojo! Si al tomarte la presión arterial son éstas las cifras. La presión 14/9 es alta, así que visita a tu médico y déjate asesorar. Sigue una dieta para hipertensos y practica ejercicio regularmente.

3. Prehipertensión 120/139.
Cuando la cifra más alta se encuentra entre estos parámetros y la más baja entre 80 y 90 significa que estás en riesgo de padecer hipertensión, a menos que tomes medidas. En tu mano está.