La ansiedad y los nervios nos remueven el estómago provocando un desajuste de la flora. Además de no tomar bebidas demasiado frías, masticar bien y en un entorno relajado y no tumbarse inmediatamente después de comer existen infusiones que te ayudarán a sentirte mucho mejor.

1. Acidez o ardor de estómago: puedes prevenirla con plantas como la zanahoria, el limonero y la yuca que regulan el exceso de acidez.

2. La dispepsia es el nombre que reciben las digestiones largas y pesadas. Puedes combatirla con plantas como la alfalfa, el regaliz, el hinojo y otras que aportan las enzimas que mejoran los procesos digestivos y combaten las fermentaciones.

3. Vómitos suelen ser la consecuencia de una gastroenteritis víricas. Plantas como la melisa, el té, la salvia o el eneldo pueden reducir la desagradable sensación de náuseas.

4. Gases: se suelen acumular cuando comemos ansiosos o bien cuando cometemos transgresiones con nuestra alimentación. Te sentirás mucho mejor con infusiones de hinojo y eneldo.

5. Nervios: la ansiedad se concentra en el estómago y notamos como todo el sistema digestivo se sensibiliza y se remueve. Plantas como el naranjo, la valeriana, la albahaca o el orégano.

Y si quieres preparar una infusión que te ayude a mejorar todas las digestiones opta por esta:

- Cuando creas que vas a tener una digestión complicada puedes mezclar manzanilla, regaliz, menta, boldo y hierba buena. La cantidad es una cuchara grande por cada taza.


Sigue leyendo más artículos sobre los problemas de estómago aquí.