Sobran los motivos para adelgazar si se padece exceso de peso. Mejora la autoestima, evita la fatiga, combate enfermedades como la diabetes y, por supuesto, la obesidad e incluso el cáncer, pero además, incrementa la memoria.

Así lo recuerda un estudio realizado por la el Instituto de Tecnología de Georgia. El trabajo señala que el entrenamiento de alta intensidad, durante 20 minutos una vez por semana puede aumentar la memoria de largo plazo, también llamada memoria episódica, en un 10 por ciento de los jóvenes adultos sanos.

No se trata de la primera investigación que apunta al ejercicio físico como saludable para mejorar el rendimiento intelectual y la retención de datos. Sin embargo, los expertos que han publicado sus resultados en la revista Acta Psychologica han dado nuevos enfoques: por ejemplo, para consolidar la memoria es mejor hacer ejercicio después de haberse estudiado la lección.

Además del ejercicio físico, la dieta también juega un papel fundamental en la pérdida de peso y en la mejora de la memoria. Comer sano, variado y buscar alimentos que actúen sobre el cerebro es la mejor estrategia. Por ejemplo, la dieta mediterránea es la preferida para el cerebro y también ayuda a mantener un buen peso corporal. Alimentos como el cacao, las manzanas, las fresas o los arándanos o el pescado azul han mostrado tener un efecto protector contra la demencia.

Claves para perder peso de forma saludable

? La dieta debe ser variada y deben predominar los alimentos verdes (frutas, verduras y hortalizas), cereales integrales, legumbres, y pescado azul.

? Deben realizarse cinco comidas diarias para mantener un nivel regular de insulina, una hormona que se encarga de metabolizar el azúcar de los alimentos para convertirlos en energía y que está implicada en el apetito y la saciedad.

? Unos buenos hábitos en la mesa como comer sin dispositivos móviles, sentados, dedicando el tiempo necesario y masticando bien los alimentos también contribuyen a la pérdida de peso.