Olvídate del madrugón para salir a correr o de exprimir al máximo tu hora de la comida para poder ir al gimnasio. El deporte no es solo compatible con el trabajo, sino que es perfectamente complementario. El concepto denominado pausa activa, hace referencia a una rutina de ejercicios muy sencillos pensados para realizar en nuestro lugar de trabajo.

Para Gloria Morales, impulsora de Ballet Fit en España, la pausa activa es “el arte de desconectar para reconectar”. Aprovechar este tiempo para incluir los beneficios de esta disciplina nos permite descongestionar la musculatura, adaptar una postura correcta a la hora de trabajar y reducir el estrés.

Infinidad de estudios (entre otros, de Universidad de Estocólmo, HEC MontrealUniversidad de Birmingham) avalan los beneficios de incluir el ejercicio físico en el ámbito laboral. Y gracias a los consejos de Gloria Morales ampliamente conocida por su perfil de Instagram (@atacadas) y por el rotundo éxito de acogida que está teniendo Ballet Fit en nuestro país- ahora podemos ponerlo en practica.

“Son ejercicios muy sencillos y básicos. Se centran en el estiramiento, la relajación y la respiración” , señala Morales. En cuanto a los beneficios, la también influencer no tiene dudas: “ésta práctica nos proporcionará una mayor concentración, contribuye a disminuir el dolor muscular y articular y reduce el cansancio psicológico que genera estar tantas horas delante de un ordenador”.

Los más perezosos ya no tienen excusa, porque la pausa activa consiste en una rutina de ejercicios muy sencillos que pueden hacerse en el lugar de trabajo durante apenas 8 o 10 minutos. Gloria Morales, te enseña cómo realizar estos sencillos ejercicios de 10 repeticiones, aptos para cualquier persona:

Ejercicios para hacer en el trabajo

Ejercicio Pausa Activa 1:

Sentado en la silla de la oficina apoya las manos en la mesa e impúlsate hacia atrás de tal manera que la distancia entre la mesa y tu cuerpo sea el espacio que permiten tus brazos estirados. En esta posición, estira la espalda imitando el estiramiento de un gato y exhalando. Al inhalar, haces la contrapostura, enderezando nuevamente la espalda progresivamente, desde el cuello hasta el cóccix.

Ejercicio Pausa Activa 2:

Sentados en la silla dejamos la distancia necesaria para poder levantar la pierna derecha y estirarla con la mano derecha. Se repite la misma técnica con la pierna izquierda.

Ejercicio Pausa Activa 3:

Sentados en la silla, con las dos piernas apoyadas en el suelo y manteniendo la espalda recta, levantamos la mano derecha Inclinándonos hacia el lado izquierdo mientras exhalamos. Inhalamos y volvemos a la posición central. Levantamos la mano izquierda y estirando todo el costado vamos hacia la derecha, sin olvidar de inhalar y exhalar en cada repetición.

Ejercicio Pausa Activa 4:

Las dos manos se agarran por detrás y, mientras el cuerpo se inclina hacia adelante, los brazos quedan estirados arriba.

Ejercicio Pausa Activa 5:

Sin forzar ni excederse, girar la cabeza hacia el lado derecho y hacia el lado izquierdo. Asimismo, inclinar la cabeza hacia abajo y hacia arriba, pero poniendo especial atención a las cervicales.

Ejercicio Pausa Activa 6:

Para liberar la carga de los hombros, hacemos movimientos circulares hacia atrás y hacia delante.

Ejercicio Pausa Activa 7:

Sentados en la silla, apoyamos las manos también en la silla para que la postura de la lumbar esté todavía más recta. En esa posición, subimos y bajamos los talones. Al mismo tiempo que subimos y bajamos, llevamos los talones a movimientos circulares.

Ejercicio Pausa Activa 8:

De pie, apoya las manos en el asiento de la silla. En esa postura, curva y estira la espalda sin olvidar de inhalar y expirar en cada repetición

Ejercicio Pausa Activa 9:

De pie con las manos apoyadas en el asiento de la silla, ponte de cuclillas. En esa postura, dobla y estira rodillas.

 

Estos ejercicios nos ayudan a conectarnos con energía a nuestro trabajo. “Es una pausa necesaria que deberíamos incluir en nuestro lugar de trabajo para volver a conectar con más fuerza que nunca” concluye Gloria Morales, impulsora en España de Ballet Fit.