Pelar pipas de girasol es uno de los vicios más entretenidos y apetecibles en los momentos de diversión y estamos más que acostumbrados a ver cómo abuelas, madres y padres, niños en el parque y adolescentes las consumen. Así lo demuestra un estudio realizado por la compañía GfK para Pipas USA, con el fin de conocer en profundidad los hábitos de consumo de los españoles en relación con este fruto, que concluye que el 64% de los españoles lo consume. Es decir, más de la mitad de la población de nuestro país consume este snack y, por lo general, las mujeres son sus mayores consumidoras, con un 69% de consumo frente a un 60% de consumo de los hombres españoles.

Se posiciona así como el tercer aperitivo más consumido en nuestro país (64%), tras las patatas fritas (85%) y las almendras (73%). Además un 70% lo hace en momentos de ocio, como cuando vemos una película o un partido de fútbol.

El sabor de las pipas es la característica más valorada por los consumidores: un 70% lo elige como primera opción mientras que el 21% las elige más por ser un snack saludable, cifra que aumenta entre las mujeres (24%). Y es que las pipas de girasol contienen no solo vitaminas y minerales sino también sustancias naturales que ayudan a proteger el organismo de enfermedades crónicas.

Las pipas de girasol son , efectivamente, además de entretenidas, muy saludables y nutritivas, aunque hay que tener cuidado con cómo las consumimos, ya que la mayoría de las veces contienen una cantidad de sal muy elevada.

¿Cuáles son los beneficios de estas semillas?

Las pipas de girasol son ricas en proteínas y aminoácidos, entre ellos el triptófano, que es precursor de la serotonina un neurotransmisor que, en niveles bajos, se asocia con la depresión, por lo que podríamos decir que las pipas mejoran nuestro estado de ánimo. Además, este mismo aminoácido permite regular el apetito, por lo que las pipas son un alimento muy saciante, además es muy rico en grasas saludables, las mejores cuando se quiere perder peso.

Además, previenen problemas en la gestación, ya que son una importante fuente de vitamina B, requerida por nuestro organismo para la división celular y muy importante durante el embarazo. Esta misma vitamina es, además, la que metaboliza las grasas, los carbohidratos y las proteínas y, si tenemos en cuenta lo que la ciencia afirma, que la biotina ayuda a mejorar la salud del pelo, que está hecho de proteína, este alimento es ideal para lucir un pelazo.

Su consumo también puede tener un efecto beneficioso sobre el estrés, el ya comentado triptófano es esencial en la síntesis de la melatonina, la hormona que regula el sueño.

Dicho todo esto es necesario recordar que su consumo debe acompañarse del consumo de algunos carbohidratos para favorecer la absorción de este aminoácido y lograr así un sueño reparador.

Por último, y según el estudio anteriormente mencionado, el consumo de pipas de girasol suele ser una actividad colectiva, por lo que también nos ayuda a relacionarnos, por ejemplo, en familias de 4 personas se observa un mayor consumo y una mayor presencia de consumidores de alta frecuencia.

Los españoles lo tienen claro: siempre hay un momento perfecto para acompañarlo con un snack sabroso y saludable como las pipas de girasol.