El Hotel Santo Domingo, ubicado en pleno corazón de Madrid, ofrece una opción ideal para sofocar el calor de la capital durante el verano: un baño en su piscina, situada en la terraza de la 7ª planta. De uso exclusivo para los clientes alojados, es una reconfortante experiencia, después de un largo día de turismo, ocio y compras por la ciudad, en la que además podrán disfrutar de unas vistas 360º de la capital.