Para muchas mujeres, la menstruación puede ser un momento desafiante con síntomas como calambres, sangrado abundante, dolor lumbar, malestar pélvico y alteración emocional.

Aunque no es lo que más apetezca, el ejercicio físico es la mejor manera de combatir el dolor menstrual y también las molestias asociadas al síndrome premenstrual. Eso sí, la actividad moderada siempre es preferible a la extenuante. Caminar, nadar o una práctica suave de yoga libera endorfinas y ayuda a prevenir o reducir los síntomas menstruales.

Eso sí, ten en cuenta que del mismo modo que algunas posturas de yoga son terapéuticas para el ciclo menstrual, otras pueden agravar los síntomas y deben evitarse. No se recomienda practicar las posturas invertidas donde la cadera quede más elevada que el corazón como, por ejemplo, el perro que mira abajo.

Las 6 posturas que te proponemos a continuación te ayudarán a aliviar los síntomas de la menstruación.