Las prisas, la gula, el exceso de comida en la mesa, hablar y comer... A menudo cuando estamos en una comilona familiar o con compañeros de trabajo, tendemos a no masticar prácticamente nada. No hacerlo supone un trabajo extra para nuestra sistema digestivo. Un trabajo para el que no está diseñado ni preparado.

En Navidad esto es aún más habitual: más comida, más grasas, más azúcar, más alcohol, más cenas de empresa más celebraciones familiares… que pueden acabar con tu bienestar digestivo.

Estas seis asanas de yoga ayudan a eliminar toxinas girando el torso para estimular la digestión.