Caminar, correr e incluso subir escaleras... Cualquier ejercicio físico ayuda a generar endorfinas y a combatir el estrés. Sin embargo, el yoga es una práctica muy eficaz para regular esos niveles de agitación y es capaz de calmar la mente y de aliviar las tensiones.

Para recuperar esa calma y poder conciliar el sueño te muestro como llevar a cabo seis posturas diseñadas para ayudarte a despejar la mente y preparar cuerpo y mente antes de dormirte.

Lo bueno de esta práctica es que no hay un tiempo determinado. Puedes llevar a cabo cada postura desde unas pocas respiraciones hasta varios minutos. Cada postura se mantiene durante un tiempo más largo que en el hatha yoga tradicional. 

Se trata de posturas sencillas y apropiadas para todo el mundo y, lo mejor de todo: se pueden llevar a cabo en el suelo o en la cama. Estas posturas pasivas se practican de manera suave y lenta para inducir una relajación mental y física profunda. Se trata de posturas en las que no se hace ningún esfuerzo físico importante, sino que se involucra un estiramiento en el que se concentra al mismo tiempo atención e intención.