¿Sabemos realmente qué es la astrología? ¿Es algo más que horóscopos y signos del zodiaco? Desde tiempos remotos el ser humano ha sentido interés por el cielo y todas esas luces que habitan en él. Las hemos utilizado como medida del tiempo, han sido divinizadas, hemos creído en su influencia sobre nosotros y, aunque se han realizado estudios que no dejan a la astrología muy bien parada, la realidad es que nos sigue interesando. Por eso, hablamos con Julia Almagro, autora de La luna y tú para que nos lo cuente.

Muchas personas creen firmemente que los signos del zodiaco definen nuestra personalidad; otras muchas no lo creen, pero tampoco lo niegan;  y pese a que hay otro grupo que no le da validez alguna, ¿quién no ha leído el horóscopo alguna vez?

Personalmente, nunca me he sentido llamada a estudiar qué es la astrología y cómo de útil puede resultar al ser humano. Aunque he leído muchas veces mi horóscopo, pocas son las que he logrado sentirme identificada. Nunca entiendo qué quieren decir algunas personas con que un tal mercurio está retrógrado y, para qué darle más vueltas, dónde no hay interés, no lo hay.

Sin embargo, hay algo dentro de mí que está conectado a uno de los astros, el más grande y brillante para nosotros, y que no puedo negar. Tengo recuerdos de mi infancia en los que le rezaba a este astro para que me ayudase con el examen del día siguiente, también me recuerdo, en la adolescencia, buscando libros sobre el tema en una biblioteca pública y, finalmente, siendo ya una mujer adulta, decidí no negar esa conexión que estaba experimentando y comencé a nutrirla. ¡Toda una experiencia! La Luna y yo somos uno, así es cómo lo siento en este momento.

Un interés latente

Antes de lanzarme a preparar este artículo, me pregunté a mí misma cuál era el motivo que me estaba impulsando a hacerlo y, bueno, simplemente en algún momento me di cuenta de que mi comunidad, afín al desarrollo personal y espiritual, que es mi trabajo, se sentía increíblemente atraída por mis publicaciones acerca de la Luna, mis rituales, mi enfoque y creencias. En ese momento pensé: ¿y por qué no lanzarme a hablar de ello?

Eso sí, no iba a hacerlo yo sola, si iba a aclarar qué es la astrología, para qué sirve y por qué no debes oprimir ese interés por ella, si lo tienes, tenía que hacerlo de la mano de alguien del sector; de lo contrario este artículo habría quedado en mi opinión, mi fe y mi forma de remojar las piedras en Luna Llena.

Está bien, quizás esto último pueda resultar interesante, pero lo que te traigo es mucho mejor. Me puse en contacto con Julia Almagro, autora del libro La Luna y tú y del blog Luna Dominante, y accedió a responder a algunas preguntas sobre la astrología y su utilidad para el individuo. ¿Qué te parece?

Pero, ¿realmente sabemos lo que es la astrología?

La astrología se define como «estudio de la posición y del movimiento de los astros como medio para predecir hechos futuros y conocer el carácter de las personas.» Está considerada por muchos como una ciencia, pero debe ser diferenciada de la astronomía, que es la «ciencia que trata de los astros, de su movimiento y de las leyes que lo rigen.» Es decir, la segunda estudia los cuerpos celestes y la primera lo que los cuerpos celestes nos pueden decir.

 

Julia Almagro lleva algunas décadas estudiando la astrología y, desde hace unos años, el método predictivo. Además de la información que brinda en su libro, comparte en Instagram diversos datos sobre astrología y también reflexiones de temas variados entre los que se encuentra el desarrollo personal y la alimentación. Puedes encontrarla como @lunadominante.

¡Pero dejemos que sea ella quién nos cuente de qué va todo esto!

 

¿Qué es la astrología y por qué puede resultar de utilidad?

La astrología es un estudio multidisciplinar y humanista que se nutre del conocimiento antiguo de sumerios, babilonios, griegos, egipcios, árabes... En un momento determinado, gracias principalmente a los estudios del psicoanalista Carl Jung, la astrología evoluciona y pasa a utilizarse para profundizar en el mundo de la psique y el autoconocimiento. 

En realidad, definir a la astrología supone posicionarse según el uso que hagas de ella. Para mí, el lenguaje de las estrellas es el camino más corto para saber quién eres y para qué estás aquí. También es un modo de vida, una filosofía y una bella manera de filtrar la realidad y entender nuestros momentos.

 

¿Qué es una carta astral?

Una carta astral es la fotografía instantánea de la bóveda celeste en un momento concreto. Normalmente, sacamos la carta astral del nacimiento de una persona y la estudiamos para profundizar en su personalidad, sus puntos fuertes, sus debilidades, las oportunidades que encontrará esa persona en su vida, los obstáculos que tendrá que superar, etc.

Sin embargo, también podemos calcular la carta astral del lanzamiento de un negocio, de una boda, del inicio de una relación, de nuestra mascota o incluso un país. Se puede calcular la carta astral de todo aquello que tenga un comienzo definido y la información que nos proporcione siempre será relevante y útil.

 

¿Todo esto está relacionado con el tarot y la clarividencia?

Con la clarividencia, rotundamente no. La astrología es un lenguaje simbólico, no un método de adivinación. Es verdad que la intuición llega a ser una cualidad muy útil para un astrólogo, como lo es para un coach, un psicoanalista, un terapeuta o cualquiera que trabaje con clientes de tú a tú, pero no es lo más importante. Lo esencial es el conocimiento del lenguaje y la técnica y la maestría al interpretar los símbolos. 

Sobre el tarot, la verdad es que me considero muy profana y apenas lo conozco. Sé que, al igual que la astrología, se trata de un lenguaje simbólico basado en la interpretación de unos arquetipos que vienen representados por los arcanos.

Sin embargo, los arcanos dependen de la tirada realizada, mientras que en la astrología, los planetas están ahí, brillando en las alturas, no hace falta que nadie baraje las cartas. Marcan nuestros ritmos individuales y los tiempos del colectivo. Simplemente son un reflejo de nuestra realidad en la tierra: "As above, so below." "Así en el cielo como en la tierra."


¿Crees que la astrología puede integrarse en el trabajo de desarrollo personal del individuo?

¡Claro! Pero esto es algo que ya inició Jung hace más de un siglo. Parece una novedad, cuando llevamos décadas trabajando con ello. Conozco a psicólogos que utilizan la astrología en sus consultas de forma habitual porque les ahorra un montón de tiempo en la terapia. A través de la astrología, la persona se ve reflejada y comienza a entender los porqués.

Cuando alguien interpreta tu carta astral de forma correcta es como si de repente desentrañara todos tus misterios, tus miedos, tus traumas... Tienes la sensación de que esa persona conoce todo sobre tu vida y sobre ti mismo sin que apenas hayas abierto la boca. Y eso hay a quien le impacta, pero la mayoría encuentra el consuelo de que había un porqué, una explicación y, consecuentemente, también habrá una solución.

 

Háblame un poco de tu libro, ¿a quién va dirigido y qué podemos encontrar en él?

Mi primer libro La Luna y Tú es la guía más completa sobre la Luna hasta la fecha. Va dirigido principalmente a mujeres conscientes, pero no excluye a los hombres (me consta que muchos lo han leído y han conectado mucho con el mensaje). En sus páginas se aborda la dimensión del ciclo lunar desde múltiples perspectivas: utilidad práctica de las fases, influencia en la personalidad, la Luna natal en la astrología, el ciclo menstrual y las fases lunares, la fertilidad, los Nodos del Karma, Coaching Lunar, rituales, diosas, etc. También incluye tutoriales y unos breves apuntes de introducción a la astrología.

 

¡Espero que sea un éxito! ¿Con qué te quedas de toda esa experiencia?

Me quedo con la buena acogida que ha tenido por parte de los lectores y todo el buen feedback que he recibido en estos dos años que lleva publicado.