Cuanto más investiga la ciencia sobre las consecuencias de fumar durante el embarazo, más perjuicios encuentra en este poco saludable hábito. Aún menos saludable estando embarazada, claro. Según últimas investigaciones de la plataforma Eroski Consumer, las consecuencias de fumar durante el embarazo no pueden ser más aplastantes, y es que "fumar durante la gestación podría aumentar hasta un 40% el riesgo de problemas en el desarrollo neurológico en los bebés, y también hace más probable la obesidad". Por su parte, investigadores de la Universidad de Iowa, confirman que fumar durante el embarazo "puede aumentar hasta en un 40% las probabilidades de que los bebés sufran problemas en el desarrollo neurológico entre los tres meses y los dos años de edad".

Además, fumar durante el embarazo, también puede acarrear consecuencias como tener un parto prematuro. También en madres fumadoras el índice de abortos es mayor. 

Tómate el embarazo como la mejor oportunidad para dejar de fumar. 

Descubre nuestras guías para dejar de fumar fácilmente.