Un buen plato de pasta siempre apetece, y más cuando lo acompañamos con una salsa casera y sabrosa como esta, una salsa completamente vegetal, pero con mucho mucho sabor.

Es una receta sencilla y muy fácil de preparar, que en menos de 30 minutos tendrás lista y con el que empezarás a sentir los aromas la primavera!

Los espárragos son deliciosos y un gran ingrediente para elaborar diferentes platos. Para mí representan el comienzo de la primavera, ya que siempre me ha encantado ir a buscarlos a la montaña. En esta época y prácticamente a lo largo de todo el año, los cultivados, los puedes encontrar con gran facilidad en cualquier verdulería de tu barrio. Es uno de los vegetales con más riqueza en ácido fólico, una vitamina que deben consumir sin falta las mujeres embarazadas, para un correcto desarrollo del bebé. Pero también ayuda en la producción de glóbulos rojos, por lo que es ideal para personas que sufren anemia. Son ricos también en diferentes minerales, como el calcio y el hierro, pero además son muy diuréticos, por lo que son muy recomendables para personas que siguen dietas de adelgazamiento.

Los tomates, otro ingrediente que incorporamos a esta elaboración, son muy ricos en licopeno, un potente anticancerígeno, especialmente beneficioso en casos de cáncer de próstata. Para beneficiarnos de ese licopeno, es importante que los tomates estén cocinados, ya que en su estado crudo, este licopeno no se libera y no nos beneficiaremos de él.

Las alcaparras y el limón le dan un sabor fantástico y chispeante a esta rica salsa que seguramente ¡a todos encantará!

Pasta con salsa de espárragos y alcaparras

Ingredientes de esta pasta con salsa de tomate, espárragos y limón:

  • 4 cucharadas de AOVE.
  • 6 dientes de ajo.
  • 1 manojo de espárragos.
  • 8 o 10 tomates cherry.
  • 2 cucharadas de alcaparras.
  • 1/2 taza de salsa de tomate casera.
  • Sal.
  • Ralladura de 1/2 limón.
  • Hojas de albahaca fresca.

Preparación:

Sofreír los ajos laminados en el aceite caliente durante un minuto y añadir los espárragos cortados en rodajitas finas y cocinar durante unos 5 minutos.

Añadir los tomates cortados en mitades o cuartos y cocer hasta que estén tiernos.

Incorporar las alcaparras, la salsa de tomate, la ralladura de limón y la sal. Remover bien, rectificar y servir encima de un plato de pasta con hojas de albahaca fresca picadas.