La quinoa proviene de los Andes y es un pseudocereal completo y muy rico que los incas y los mayas ya cultivaban y consumían hace 5.000 años, considerándolo un alimento sagrado. Sus cualidades nutritivas son muy interesantes, ya que es una proteína completa al contener los 8 aminoácidos esenciales. Su digestibilidad y su riqueza en hierro, vitaminas y calcio, hacen de ella un alimento idóneo para todo el mundo, pero especialmente recomendado para deportistas, niños y ancianos.

Esta receta de quinoa con verduras es muy sencilla y muy sabrosa y una buena manera de empezar a experimentar con ella si todavía no la conoces, ¡te gustará seguro!

Para comprarla, la variedad más aconsejable es la “Quinoa Real”, la del grano más grueso, para poder lavarla mejor y así eliminar con más facilidad cualquier piedrecita que pueda haber.

Este paso, el de lavarla muy bien, es realmente importante. Para ello, cubre la quinoa con agua, frótala entre las manos y cuélala. Lo ideal es volver a repetir este proceso hasta que el agua salga clara y limpia. Esto eliminará las saponinas, un antinutriente que puede ser tóxico y que si no retiramos interferirá en la absorción de los nutrientes y hará que no aprovechemos bien todas sus propiedades.

Es un plato que puedes tomar solo, acompañado de una buena ensalada, o como acompañamiento de lo que más te guste, ¡queda bien con todo! Vamos a ver cómo preparar esta receta de quinoa con verduras.
 


 

INGREDIENTES:

1 cebolla grande

2 calabacines

2 zanahorias

6 cucharadas de aceite de oliva virgen

3 tazas de quinoa real

6 tazas de agua mineral

2 ó 3 cucharadas de salsa de tomate casera

sal

perejil para decorar

INSTRUCCIONES:

Picaremos la cebolla y la pondremos en una cazuela donde la sofreiremos en el aceite caliente hasta que esté translúcida.

Echaremos la zanahoria y el calabacín picados finos y continuaremos con el fuego medio-bajo hasta que todo esté medio cocido.

Cuando esté, añadiremos la salsa de tomate y mezclaremos bien (puedes utilizar tomate triturado en vez de salsa de tomate casera, dejándolo sofreír algo más de tiempo).

Mientras se cocina todo, podemos ir lavando muy bien la quinoa y en cuanto todo el sofrito esté listo, podremos echarla en la cazuela, removiendo bien y añadiendo el agua después.

Lo coceremos todo hasta que hierva y luego a fuego medio-bajo hasta que no quede líquido (unos 15-20 minutos), removiendo de vez en cuando. A mitad de la cocción podemos echar la sal para que se vaya integrando.

Antes de terminar, rectificaremos de sal y taparemos unos minutos hasta la hora de servir.

¡Sólo queda disfrutar de esta delicia!
 


 

Si te ha interesado esta receta de quinoa con verduras te aconsejamos más recetas con quinoa