No, no es un tópico aquello de que, durante la Navidad, ganamos un poco de peso. Y cuando llega enero, nuestras buenas intenciones se hacen fuertes para encauzar nuestra alimentación por el buen camino (¿Has leído ya la guía (realista) para cumplir los propósitos de año nuevo?).

Si bien es cierto, que muchas veces, caemos en la tentación cansados de recetas sosas que convierten nuestro paladar en una lámina de poliestireno. Pero esto, no tiene por qué ser así, toma nota de estas cuatro recetas sabrosas, vistosas y, como te contamos a continuación, con un montón de nutrientes que te vendrán de perlas en la cuesta de enero.

 

Galería de recetas detox

 

Sopa de verduras con wakame y cúrcuma

Ligera y rica es perfecta como opción detox para los meses fríos. Además, supone un gran poder remineralizante gracias al fantástico aporte de las algas.

Elaborada con ingredientes con gran efecto depurativo como son las hortalizas, la cúrcuma y las algas, siendo este último uno de los más potentes que existen, ayudan en la eliminación de grasas.

 

Pudding de chía con hierba de trigo y avena

Como desayuno o merienda. La hierba de trigo es un ingrediente muy alcalinizante, por lo que ayudará a nuestro organismo a desintoxicarse y regenerarse a nivel celular. Contribuye también a la limpieza de la sangre y la producción de hemoglobina gracias a su alto contenido en clorofila.

La avena es uno de los cereales más completos, mientras que la hierba de trigo y la chía son ricos en vitaminas, minerales y fibra.

 

Zumo verde con limón y menta

Para tomar a cualquier hora y compuesto por ingredientes depurativos como el apio, el limón, el pepino o la menta.

El apio es una hortaliza alcalinizante, rica en potasio y con vitaminas del grupo B. Es muy diurético y rico en potasio que tonifica y ayuda a limpiar el estómago y el hígado.

El pepino es un buen aliado a la hora de eliminar toxinas y muy eficaz cuando hay casos de retención de líquidos. ¿Recuerdas los 17 alimentos que evitan la retención de líquidos?

La menta, con su irresistible sabor y aroma, es una planta carminativa que ayudará a mejorar la digestión, evitando de esa manera las flatulencias y la hinchazón.

Este zumo es algo ácido aunque muy refrescante. Dependiendo de la cantidad de manzana de la receta, el nivel de dulzor subirá o bajara, ¡encuentra tu nivel!

 

Ensalada de arroz negro con pomelo y nueces

El arroz negro o arroz prohibido es un cereal que, en la China antigua, solamente lo podían tomar los emperadores –de ahí, su nombre-.

Sus propiedades antioxidantes son muy potentes gracias a las antocianinas. También es rico en hierro y sabe distinto a cualquier otro arroz, es mucho más intenso y aromático. Por cierto, ya te hablamos de otros cinco alimentos ricos en hierro

En principio es una receta vegana bastante ligera, pero si lo prefieres, puedes convertirla en una ensalada un poquito más consistente añadiéndole un poco de queso tipo feta.

Y si te animaste a cultivar hierbas aromáticas en casa o simplemente, te gustan puedes añadirme un poco de romero fresco picado por encima. El tiempo de cocción y la cantidad de agua para cocer este arroz es prácticamente el mismo que el que se utiliza para preparar el arroz integral.

Ensalada de arroz negro con pomelo y nueces
1/4

Ensalada de arroz negro con pomelo y nueces

Ingredientes:

1 trocito de col lombarda ,1 taza de arroz negro cocido, ½ pepino pequeño, 3 gajos de pomelo rosa (sin la fina piel que los envuelve), 3 o 4 nueces, semillas de granada al gusto, romero fresco picado (opcional) y 2 cucharadas de queso tipo feta (para la opción no vegana).

Para el aliño:

Jengibre (un trozo de unos 1,5cm aprox.), 2 cucaradas de ágave crudo (o miel para una opción no vegana), 1 cucharadas de tamari, ½ limón en zumo y 1cucharada de aceite de oliva virgen extra.

Instrucciones:

En un plato echar el arroz cocido e ir añadiendo los demás ingredientes: el pepino cortado en cubitos, la lombarda cortada en tiritas, la granada, el pomelo y las nueces partidas o picadas.

Para hacer el aliño, simplemente hay que rallar el jengibre, exprimir el jugo y mezclarlo con el resto de ingredientes.

Echar el aliño por encima de la ensalada.

Si se quiere un toque herbal, se le puede echar un poco de romero fresco picado por encima

El tiempo de cocción y la cantidad de agua para cocer este arroz es prácticamente el mismo que el que se utiliza para preparar el arroz integral.

Pudding de chía con hierba de trigo y avena
2/4

Pudding de chía con hierba de trigo y avena

Ingredientes:

2 cucharadas de semillas de chía, 4 cucharadas de copos de avena finos, 1 cucharadita de postre de hierba de trigo en polvo, 1 taza de leche de almendras o leche de arroz, 2 cucharaditas de sirope de ágave o de de arce (se puede endulzar más). Arándanos, granada, higos secos o lo que prefieras como topping.

Instrucciones:

En un bote de cristal con tapa, mezclar bien todos los ingredientes (menos los toppings) y meterlo en la nevera la noche anterior. Si tenemos ocasión, en unas horas se puede remover un poco con una cuchara para deshacer algún grumo grande de chía, pero si no lo hacemos, no pasa nada.

Por la mañana, volver a remover bien, añadirle los toppings y ya lo tenemos listo para tomar o para llevar al trabajo.

Zumo verde con limon y menta
3/4

Zumo verde con limon y menta

Ingredientes:

1 pepino pequeño, 1 ramita de apio, 1 o 2 manzanas (dependiendo de lo dulce que lo quieras), 10 hojas de menta fresca (si son muy pequeñas, echar más), 1 manojo pequeño de espinacas y ½ limón ecológico con piel (o menos, dependiendo del tamaño).

Instrucciones:

Lavar muy bien todos los ingredientes e introducirlos en la extractora de zumos lenta.

Sopa de verduras con wakame cúrcuma
4/4

Sopa de verduras con wakame cúrcuma

Ingredientes:

1 cucharada de aceite, 1 cebolla mediana, 1 rama de apio, 4 dientes de ajo grandes, 1 puerro, 1 y ½ tazas de calabaza cortada en cubitos, 1 litro de agua, 4 tomates maduros pelados, ½ brócoli pequeño, ¼ cucharadita de canela en polvo, 1 y ½ cucharadita de cúrcuma, ¼ cucharadita de pimienta negra molida, 1 cucharadita de romero, 1 y ½ cucharadita de tomillo, 1 y ½ cucharadita de sal, 1 o 2 cucharadas de alga wakame seca (al gusto) y menta fresca para decorar.

Instrucciones:

Echar el aceite en una olla y sofreír la cebolla y el puerro picados durante unos minutos. (Echar algo de agua si se empiezan a pegar)

Añadir los ajos machacados, remover un poco e incorporar el apio picado, la calabaza y los tomates cortados en cubitos, junto con el litro de agua.

Echar las especias (menos la cúrcuma y la pimienta), la sal y el brócoli partido en ramitas.

Cuando las hortalizas estén cocidas, rectificar de sal, apagar el fuego y echar la pimienta, el alga y la cúrcuma. Remover bien y tapar.

En unos pocos minutos, el alga se habrá hidratado y podremos servir la sopa.

Decorar con menta fresca entera o picada si se desea.