Por si hubiera alguien en la sala que aún no se ha enterado de qué es el "sexting", confirmar, antes de seguir hablando sobre nuevas formas de aumentar la pasión entre la pareja, que se trata de una tendencia, cada vez más extendida, de fotografiarse en actitud provocativa y enviar dicha imagen a tu pareja (o a quien uno quiera), con el fin de subir un poco el tono de la conversación... y de la rutina. Las nuevas tecnologías, la rapidez de los mensajes o el nacimiento de nuevas aplicaciones que prometen la más absoluta de las privacidades, contribuyen a que el "sexting" sea una de las formas más utilizadas para aumentar la pasión entre las parejas más 2.0. De hecho, 

El "sexting", que es el resultado de la unión entre las palabas "sex" y "texting", y aunque en un principio su práctica estaba vinculada al ámbito adolescente y a la revolución hormonal, lo cierto es que cada vez más adultos se suman a la moda de enviar imágenes y videos subidos de tono a su pareja. Según la encuesta anual Relaciones y Tecnología, un 50% de los mayores de 18 años utiliza su móvil para enviar o recibir mensajes, fotos o vídeos de contenido sexual a alguno de sus contactos, y muchos de ellos almacenan en su teléfono esos contenidos que han enviado o recibido y que consideran "de riesgo", según publica El Confidencial.

A pesar del riesgo evidente que existe en enviar fotos comprometedoras a otra persona que no sabemos qué buen, o mal uso hará, lo cierto es que con un poco de cordura y sentido común, el "sexting" es una práctica estupenda para aumentar la pasión entre la pareja, ya que además de trabajar el factor 'sorpresa', es interesante percibir cómo mantiene enganchados a los miembros del juego a la espera de algo más excitante que lo anterior.

Ser uno mismo, tener confianza en la otra persona y olvidarse de pudores y vergüenzas son la clave del éxito para disfrutar del "sexting" con tu pareja.