Después de ver este vídeo no te vas a volver a sentir nunca más como un hámster cuando corres en la cinta del gimnasio:


Y para que te acabes de convencer, aquí te enlazamos a diversos artículos sobre running: